sábado, 2 de junio de 2012

CALLE SAN GASPAR




Calle San Gaspar

Partiendo de la calle San Esteban en dirección a la calle Constructora Naval encontramos esta estrecha y corta calle que tiene de fondo una bonita estampa, la puerta del Convento de Las Capuchinas.
Es una típica calle de la Isla con casas bajas de características almenas y fachadas encaladas.
En la imagen antigua vemos los típicos chinos, cantos rodados, que empedraban las calles, y las aceras con grandes losas de Tarifa.


En la actualidad la calle presenta casi el mismo aspecto de antaño aunque los bloques de pisos construidos en la parte trasera del Convento han restado belleza a la imagen. En el último arreglo de la calle se han dejado las aceras al nivel de la calzada, algo que se está haciendo en muchas otras calles y que es una idea buena para permitir el paso de personas con discapacidad que usen sillas de ruedas.


Rótulo de la calle y azulejo de la Pastora situado al final de su recorrido. Todos los años, el 15 de Agosto en dicha esquina, la banda que acompaña a la Pastora en procesión, interpreta la marcha Amargura.


Imagen de google maps.


La calle San Gaspar tiene esta denominación desde antiguo, una denominación popular que solo fue sustituida por el nombre de Torrijos unos meses durante la república, desde el 22 de mayo de 1936 hasta el 18 de agosto de 1936. En esta fecha recuperó su nombre popular.



Gaspar del Búfalo (nacido en Roma el 6 de enero de 1786 y fallecido el 28 de diciembre de 1837) fue un religioso y sacerdoteitaliano, fundador de los Misioneros de la Preciosa Sangre.
Sus padres -Antonio y Anunciata del Búfalo- le pusieron los nombres de los tres reyes magos pero usaba solo el de Gaspar. Su padre era también de Roma y se ganaba la vida como cocinero en el palacio del Príncipe Alieri. La pareja tuvo dos hijos: Gaspar y Luis.
Al parecer durante su niñez contrajo una grave enfermedad de la que salió librado, según él mismo afirma, por intercesión de san Francisco Javier. Esto motivó que en la congregación que fundaría poco después se venerara a este santo como patrono celestial.
Fue admitido a la tonsura en 1800 y ordenado sacerdote en julio de 1808. El 8 de diciembre de ese año realizaba su ministerio con el Padre Francisco Albertini con quien fundó la Archicofradía de la Preciosa Sangre en la Iglesia de San Nicolás in Carcere, Roma.
Ese mismo año las tropas de Napoleón invadieron Roma y obligaron a los religiosos a prestar juramento de lealtad al militar francés. Gaspar no quiso jurar y respondió a los soldados con una frase ya célebre: "No puedo, no debo, no quiero". Por ello, fue exiliado a Piacenza a unas 250 millas de Roma. Allí volvió a enfermar con un mal que no lo dejaría hasta la muerte. Después fue trasladado a Bolonia y recluido en diversas cárceles hasta 1814 por la caída de Napoleón.
El 15 de agosto de 1815, Gaspar comenzó la Sociedad de la Preciosa Sangre (C.PP.S.). La fundación tuvo lugar en la Iglesia de San Felix en Giano, una ciudad al norte de Roma. Entre los cofundadores célebres cabe mencionar a los Padres Bonanni, Giampedi y Albertini (que luego fueron ordenados obispos) y Merlini (quien sucedió a Gaspar al frente de la congregación).
Luego se entregó a una obra misional incansable especialmente entre los masones, los bandidos y delincuentes.
Cuando murió en 1837, la congregación contaba ya con 15 casas. Fue beatificado en 1904 por el Papa Pío IX y canonizado por el Papa Pío XII en 1954. La liturgia católica lo recuerda el 21 de octubre.(wikipedia)


No hay comentarios:

Publicar un comentario