domingo, 11 de agosto de 2013

CASA Nº 3 EN ALAMEDA MORENO DE GUERRA




Esta es una de las casas más bonitas y mejor cuidadas de la Isla. Está situada en la parte lateral izquierda de la Alameda Moreno de Guerra. 


La fachada de esta magnífica casa es simétrica, presentando portada central y dos cierros a cada lado de la misma, siendo los más alejados de ella cerrados y los que están a los lados de la portada, sin cerramiento, con puerta interior.  La pared está revestida de piedra artificial de color marrón imitando los revestimientos de ladrillo visto. La esquina está decorada con la misma piedra de las falsas pilastras divisorias de la fachada, de color parecido al mármol rojo alicante.


Detalle del revestimiento de la fachada.


El zócalo es de piedra artificial moldeada y falsas pilastras de piedra artificial adornan la fachada, dividiendo los espacios entre cada cierro y portada, al terminar cada una de ellas en la cornisa, forman una especie de capitel. Las rejas de los cierros son de una esmerada elaboración, con un adorno que sobresale en el que figura una cara.


Detalle del herraje.


Detalle del remate del cierro.


Detalle decorativo de hojas en el remate lateral de la cubierta del cierro.


Detalle de la reja de los cierros en su parte alta. La cubierta de los cierros la forma una cornisa de piedra artificial del color de la utilizada en las piezas de las falsas pilastras y están decoradas con motivos florales. El trabajo de carpintería del cerramiento de los cierros es también muy original, con huecos para el acristalamiento decorados con pequeños arcos túmidos de ojivas  y  de medio punto.


Detalle de los arcos túmidos en el cerramiento de madera.


La portada es de doble hoja con puertas de buena madera decorada y llamadores de bronce. La chambrana de la portada forma arco de medio punto rebajado decorado en los ángulos y parte central,  donde figura el número de la finca. El portón interior es de hierro y cristal.


Detalle decorativo en la parte alta de las puertas.


Detalle decorativo de la esquina de la chambrana.


Detalle de los llamadores de bronce. Observad la pieza que impide la separación de la pieza del tocador para que la llamada sea más suave, evitando los aldabonazos.


Aldabas gemelas de bronce decorado.


En el lateral de la casa encontramos una rinconada en la que figura otro cierro cerrado de la casa, formando el rincón con la vivienda colindante.


Detalle del remate de la esquina.


Magnífico trabajo de carpintería en las puertas interiores de los cierros.


La balaustrada que remata la fachada es también de piedra artificial con pilastras decoradas con grandes copas de hierro forjado en las que aparecen dos dragones alados a modo de asas.


Detalle de las copas que decoran las pilastras de la balaustrada.


Esta casa de uso residencial aparece en el catastro con fecha de construcción del año 1800, con una superficie total de 775 m2, y  suelo construido de 578 m2.

Conste que todo lo expuesto lo hago desde el punto de vista de una enamorada de la belleza de nuestras calles, una profana en temas arquitectónicos; lo que comento lo hago dejándome llevar por lo que atrae mi mirada, todo lo que llama mi atención por su originalidad o en caso contrario por su repetido uso en muchas de las casas isleñas,  y añado un poco de sentido común. Seguramente muchos entendidos encontrarán muchos fallos en mis explicaciones.





2 comentarios:

  1. Fue residencia de Don Faustino Ruiz, Almirante de la Armada que fue gobernador de Guinea Ecuatorial en la época en que era colonia española....

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, tengo conocimiento de la casa de Don Faustino Ruíz que se encuentra en la calle Real junto a la calle que hoy lleva su nombre.

    ResponderEliminar