miércoles, 8 de enero de 2014

CALLE SAN BRUNO




La calle San Bruno comienza en la calle Lezo y termina en la calle Olivarillo. En su recorrido atraviesa la Avenida Manuel de Falla.
Esta foto actual está tomada desde el mismo lugar que la siguiente.


Imagen publicada en el libro "Calles de la Isla" de José Carlos Fernández. Corresponde a finales de la década de los ochenta del siglo XX.


Imagen de la calle San Bruno tomada desde la calle Lezo donde tiene su comienzo.


Fachada de una hermosa vivienda, la casa número 4, que desde hace años se encuentra en muy mal estado, ya en las imágenes de Google maps de 2009 aparece en con el mismo aspecto ruinoso.


Almena de la vivienda de la foto anterior.Los jarrones son de gran belleza.


Es una calle con tramos muy diferenciados que se ensanchan o estrechan sin una explicación lógica, con retranqueos y salientes de los bloques a diferentes distancias de la calzada. En su comienzo junto a la calle Olivarillo hay un tramo de gran anchura que forma una especie de plaza delante de la Parroquia de San Marcos Evangelista.


En esta foto vemos esa zona desde la Avenida Manuel de Falla. En recuerdo de los olivares que poblaban este lugar tenemos ese olivo de gran belleza.


Detalle del viejo tronco nudoso del olivo.


En la parte baja de el edificio que hace esquina con la Avenida Manuel de Falla, se encuentra la Parroquia que antes hemos mencionado.


Portada de la Parroquia


Capilla que se encuentra en el pórtico de la Parroquia, dedicada a la Virgen del Carmen.


Una hilera de palmeras washingtonias decoran la acera delantera de la parroquia.


Imagen del segundo tramo de la calle San Bruno tras atravesar la Avenida Manuel de Falla.


Pasada la calle Mariana de Arteaga (Callejón de los Palos) y la calle Pizarro (calle de la escalerilla) encontramos el Centro de Educación Permanente María Zambrano. 
Esta zona vuelve a tener más anchura para estrecharse nuevamente al llegar a las casas más antiguas de la calle, podríamos decir que nos salimos de las Huertas de los Olivarillos y nos adentramos en la parte de construcciones de más antigüedad. Son casas de la misma época de las calles cercanas de Lope de Vega (calle Comedias) o Tirso de Molina y Lezo que son las perpendiculares que la atraviesan.Desde aquí hasta el final de la calle hay una fisonomía que ya se identifica con las casas isleñas y las fachadas siguen una línea bien definida.



La calle San Bruno aparece como calle del Mayorazgo en el Padrón de fincas isleñas entre  los años 1768/ 1801.
También aparece como calle Viñuelas, y en tiempos de la república tuvo el nombre de Giner de los Ríos, denominación que duró solo tres meses ya que el 18 de agosto de 1936 se anuló para recuperar su antiguo nombre. Su denominación fue aprobada el día 29 de septiembre de 1939. Su posterior prolongación hacia la calle Olivarillo se aprobó el día 20 de junio de 1969.




Bruno (c. 1030 - 6 de octubre de 1101) fue un monje alemán, fundador de la orden religiosa contemplativa de los Cartujos.

Las primeras noticias de Bruno son que es canónigo en Colonia, tuvo estudios de letras seculares y teológicas, estudió teología en Reims, Francia, pasando a ser catedrático en 1057. Fue director de enseñanza en Reims, entre sus estudiantes se encontraba Eudes de Chatillon, después llamado Papa Urbano II. Opta por la vida de ermitaño bajo la dirección de Roberto de Molesmes. El obispo de Grenoble, Hugo, le cede la zona montañosa de la Cartuja o "Chartreuse" en francés, donde construye un oratorio rodeado de celdas con lo que nace la orden de la Cartuja en el año 1084.

Llamado a Roma, ayuda en la reforma de Urbano II. Prefirió la vida contemplativa y regresó a la soledad renunciando al arzobispado de Reggio. Se retiró a la cartuja de La Torre, en Calabria, donde vivió en soledad junto con unos pocos laicos y algunos clérigos, en ese lugar murió y fue enterrado. No ha sido canonizado, pero se autoriza su culto a los cartujos, ya que ellos rehúyen todas las manifestaciones públicas.

Sin embargo, en 1514 obtuvieron del papa León X el permiso de celebrar la fiesta de su fundador, y Clemente X la extendió a toda la Iglesia en 1674. El santo es particularmente popular en Calabria, y el culto que se le tributa refleja en cierto modo el doble aspecto activo y contemplativo de su vida.(Wikipedia)



No hay comentarios:

Publicar un comentario