martes, 4 de septiembre de 2012

AVENIDA CAYETANO ROLDÁN





La Avenida Cayetano Roldán es una continuación de la calle Colón. Tomamos como comienzo de la misma el lugar en el que aparece un rótulo con el nombre de la misma, pasada la rotonda del Rulo. 
Es una avenida bastante nueva, tiene menos años que la anteriormente comentada de Reyes Católicos. También está construida sobre antiguas huertas y sobre los terrenos del campo de fútbol "Marqués de Varela" y la Calera que había a continuación. 


Como en la entrada de la Avenida Reyes Católicos, incluyo esta vieja foto de las huertas que había en esta zona que dijimos habían pertenecido a Mainé, Harito y El Madrileño, teniendo dos de ellos sendos puestos de verduras y frutas en la calle San Rafael y que comentaremos en la entrada de dicha calle.



Simpática fotografía del helicóptero de los Reyes Magos llegando al campo de deportes, Marqués de Varela.


Partido en el Marqués de Varela año 1945


Desde la esquina de la calle Calatrava no había nada más que huertas y una calera como ya hemos comentado. La única edificación era el Campo de Fútbol "Marqués de Varela".


Fotografía de la fachada y puerta del campo de fútbol a finales de los ochenta.


Derribo del campo "Marqués de Varela".

Historia del Viejo Madariaga



Aquí aparece el rótulo que da nombre a la avenida y que tomamos como comienzo de la misma. Podemos calcular que empieza a la altura de donde estuvo el campo de fútbol, más o menos donde ahora está el Parque de las Esculturas.


Nueva rotulación colocada en la avenida en 2016.


Vista general del Parque de las Esculturas, situado a la derecha de la avenida. Al fondo la Barriada de San Ignacio y los bloques de la Fábrica de San Carlos. Sobresalen en altura en la parte más alejada de la foto, el Hospital de San Carlos y las tres torres de la Casería que tanta polémica han suscitado.



Nuevo aspecto de la Plaza de las Esculturas con césped y vegetación. 



A unos metros del comienzo de la avenida, a mano izquierda se ha dejado un paso entre los bloques que da acceso a la calle Arrayanes y a todas las calles que, como dijimos en la entrada de la calle Rábida, llevan nombres de árboles, Chopos, Drago, etc...




En el mes de octubre de 2016 se ha colocado una rampa en sustitución de las escaleras por las que se accedía a la calle Arrayanes. Otra de la muchas actuaciones para hacer de San Fernando una ciudad accesible para todos. También se ha colocado un foco que ilumina la zona para mayor seguridad. 



Llegando al final de la avenida, a mano derecha, encontramos el local social de la AAVV Madariaga, así como unas instalaciones deportivas de la misma asociación.



Durante el verano esta Asociación de Vecinos celebran verbenas en las instalaciones.



Justo antes llegar a esta zona, a mano derecha encontramos la calle Coghen donde estuvo el callejón del mismo nombre, en un lateral del  Jardín Botánico.



A mano izquierda, bajando la calle, encontramos esta zona de paseo con algunos bancos, y a un nivel más bajo se ha construido un aparcamiento en superficie, el nº 21, que tiene su entrada por la terminación de la calle Araucaria.





Al final de la avenida nos encontramos la rotonda de la Lola que distribuye el tráfico de esta zona y los que transitan por Pery Junquera.
En esta imagen podemos apreciar el muro que bordea el Jardín Botánico.



Vista de la avenida desde la parte trasera de la rotonda.



Don Cayetano Roldán Moreno nació en San Fernando en 1882, en el seno de una familia liberal burguesa típicamente gaditana. Su padre, don Manuel Roldán, también fue médico y alcalde de San Fernando. 
Don Cayetano Roldán fue el último alcalde en San Fernando en tiempo de la II República.
Acabados sus estudios de medicina se casó con doña Dolores Armario, viviendo durante esta época en la calle Real nº 46, donde está hoy día el Museo Histórico Municipal.
Desempeñó su profesión en el entorno de las Igualas Médicas, una especie de seguro de asistencia médica, pero lo más destacable de su persona fue su gran humanidad, ayudando siempre a las familias más pobres. 
Desde el 18 de Julio de 1936, fue encarcelado junto a otros miembros del ayuntamiento, cuando llegaron a la Isla los golpistas. El 28 de octubre de 1936 fue fusilado, junto a otros seis presos llegados del penal de la Carraca, en el paredón del Cementerio. Poco antes de ejecutarlo le informaron del fusilamiento de tres de sus hijos, que había tenido lugar a mediados del mes de agosto del mismo año.





No hay comentarios:

Publicar un comentario