sábado, 4 de octubre de 2014

CALLE SEGUIDILLAS



La calle Seguidillas comienza en la calle Artesano José María Silva y termina en la calle Sol.
A la izquierda de la imagen vemos la Plaza del Fandango.


Rótulo de la calle.


Vista de todo el recorrido de la calle desde el final de la misma. A la derecha la ya mencionada Plaza del Fandango.


Final de la calle junto a la calle Sol.





Como el resto de calles de la Urbanización Palos del Flamenco, ésta fue denominada oficialmente el día 28 de mayo de 1998.



Imagen de Internet

El baile de San Antonio de la Florida o Baile a orillas del Manzanares es un cartón para tapiz pintado por Francisco de Goya para el comedor de los Príncipes de Asturias en el Pardo. El encargo fue hecho a Goya en 1776 y lo entregó al año siguiente. Cobró 8.000 reales por la pieza. Ingresó en la colección del Museo del Prado en 1870 y se mantiene en la pinacoteca hasta la fecha.


Las seguidillas son un tipo de canciones españolas acompañadas de danza, típicas de las actuales comunidades autónomas de origen castellano: Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y el sur de Castilla y León (provincias deSegovia y ÁvilaBurgos).
Ritmo ternario, y movimiento animado, con acompañamiento de castañuelasguitarrasbandurriaslaúdalmirez y botella de anís con llave, también se tocan con la dulzaina y el tamboril. En compás de 3/4 o 3/8, está distribuida habitualmente en estrofas de cuatro versos alternativos de siete y cinco sílabas con asonancia en los pares, seguidas de estribillos de tres versos de cinco sílabas el primero y tercero y de siete el segundo. El contenido de sus letras suele ser de tema amoroso, pero también las hay de temática pícara o jocosa. Se baila por parejas que pueden ser mixtas, estas forman un círculo y se van cambiando de parejas. Se bailan en las fiestas patronales y en la fiesta de la vendimia y de la agricultura que se hacia en esos tiempos.
De mayor antigüedad la copla que la música, aparecen en nuestro teatro clásico y en la tonadilla escénica del s. XVIII. Quevedo dice de ellas que « arrinconaron a las rancias danzas de reverencias que se acompañaban con arpa y rabel ». Considerada como la matriz de las danzas de la región y cuyo origen se disputan Andalucía y La Mancha, de ella se derivan el fandango y el bolero, y, concretamente, las seguidillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario