miércoles, 26 de febrero de 2014

CALLE SAN SERVANDO




La calle San Servando comienza en San Nicolás y termina en la calle Nicola, frente a la Plaza de Toros.


A grandes rasgos podemos decir que la calle no ha sido demasiado maltratada por las nuevas construcciones.


Destacamos las almenas de esta casa que hace esquina con la calle San Vicente. Son almenas sin remate decorativo terminando su pilar con una pequeña cornisa.


Fachada de la casa nº 30 que nos ha llamado poderosamente la atención tanto por su almenado como por los cierros y la portada.



Planta alta y castillete de la casa nº 30.


Precioso cierro doble rematado con arcos.


Chambrana de la casa nº 30 que posee unas puertas muy originales.


Detalle de fecha en la reja de un cierro.


Dos cierros de una casa de la calle Almirante Cervera que hace esquina con ésta.


Azulejo dedicado al titular de la Hermandad de Columna.Obra de Miguel Ángel Collado Moreno, año 2002. Fachada casa nº 33.



Ultramarinos El Cañón situado haciendo esquina con la calle Almirante Cervera.Cuando visitamos dicha calle comentamos que en las dos esquinas que están a su entrada desde la calle Real había dos cañones de los que se ponían para protegerlas del paso de los carruajes. De ahí viene el nombre vulgar por el que fue conocida la calle y el motivo del nombre de esta antigua tienda.


Fachada de la casa nº 42 donde volvemos a comprobar la línea simétrica. A pesar de ser de gran sencillez es bonita.


Cierro de la casa nº 42 que hemos visto en la imagen anterior.


Almena de la misma casa, de pilar cuadrado y decorada con copa.


Otro cierro de esta calle con un modelo de reja de los más utilizados.


Vista del último tramo de la calle. Al fondo la calle Nicola y la Plaza de Toros.


Fotografía de la calle San Servando tomada desde su finalización en la calle Nicola.

La calle San Servando tiene la denominación desde antiguo. Durante un tiempo aparece con el nombre de Servando Camuñez (22 de mayo de 1936), denominación republicana que fue anulada el 18 de agosto de 1936.


Azulejo de los dos hermanos, San Servando y San Germán,  situado sobre la puerta de la Ermita del Cerro.

San Servando es uno de los copatronos de San Fernando. La Ermita del Cerro, Capilla de San Servando y San Germán, lleva el nombre de estos hermanos que fueron degollados en un lugar cercano al que se construyó la ermita.

1 comentario: