lunes, 6 de agosto de 2012

CALLE ANTONIO LÓPEZ




Calle Antonio López

Esta calle tiene su comienzo frente a una de las puertas del Mercado Central, en la calle Hermanos Laulhé. En esta foto vemos el nombre sobre la fachada de uno de los bares más antiguos de la zona, Torreplaza. En 2016 este bar ha cambiado de nombre, ahora es la Tapería Aceite.



Es una calle de mucho trasiego matinal pero de gran tranquilidad por las tardes. En ella podemos encontrar bastantes comercios que llevan muchos años prestando sus servicios, zapaterías, farmacia, ultramarinos, panaderías, fruterías, tejidos y prendas de vestir, bares.
Todos muy conocidos y de mucha tradición. Algunos tuvieron hasta anuncios en la radio  y los cines locales. 


Fotografía de la esquina de esta calle con Hermanos Laulhé. Puerta del Mercado Central antes de su remodelación. A mano izquierda las puertas del bar Torreplaza.


Aquí vemos el ultramarinos El Sosiego que durante algunos años fue el nombre que tuvo la calle, hasta que a principios de siglo fue cambiado por el actual haciendo referencia al contratista que consiguió concluir las dilatadas obras del ayuntamiento de San Fernando.



La zapatería de Cabrera sigue con el mismo aspecto desde hace años, con ese agradable sabor antiguo, con esa cercanía entre cliente y comerciante, esa forma de atender al público con respeto y amabilidad. Y cuenta mi padre que en su niñez, allá por los años 40, en este local estaba la "Churrería de Ramona", casada con el dueño de dicho negocio que ella regentaría cuando enviudó.



En la acera contraria, a sólo unos metros, encontramos otro de los comercios de zapatería de la misma familia. A las puertas del establecimiento vemos a su dueño, que comenzó a atender al público cuando apenas era un muchacho.



Esta magnífica finca con entreplanta fue el famoso horno de los Milagros que luego fue trasladado a la esquina siguiente en la misma acera. Lo que era el despacho de pan y pastelería está ocupado hoy día por una tienda de chinos de las que están proliferando por toda la ciudad. 



En esta toma podemos apreciar que es una calle de trazado desigual, en esta zona hay un ensanchamiento que forma una pequeña plaza a la que antiguamente llamaban Plaza de los Melones y que ahora todos conocen como la plaza de la Saldadora por encontrarse en este tramo el comercio de ese nombre, un antiguo comercio que junto a Casa Rubio, la tienda de persianas, cestos, sillas de anea, etc..de Escobar y la desaparecida ferretería de Narciso Lara llevan muchos años en este lugar.



El último tramo de la calle comienza en la esquina con General García de la Herrán para acabar en la antigua Plaza de Vidal llamada ahora Jesús de Medinaceli. 
A mano izquierda de la foto vemos el bar Nueva Bahía de gran tradición. A principios de siglo había una Nueva Bahía junto al mercado en la esquina con la calle Hermanos Laulhé que luego pasó a ocupar la tienda de comestibles Los Hermanos, de Avelino Martínez y que hoy día ocupa la farmacia de Salado.
En la acera de enfrente, donde se ven unas puertas terminadas en arco hubo durante muchos años una carpintería, ahora es un local cerrado.





Imagen de La Nueva Bahía en la actualidad.


Aún se mantiene el antiguo rótulo del Bar Nueva Bahía aunque el negocio ha sido cambiado de nombre.

A mitad de este tramo de la calle termina la calle 24 de Septiembre de 1812 que ya está publicada en este blog.

Nombres anteriores:

-Calle Nueva de Tabares o del Marqués de Casa Tabares. Fue trazada y construida en el Año de 1800 y abarcaba desde la zona del Convento de las Madres Capuchinas, hasta la del Salvador (actual Hermanos Laulhe). Citada en el padrón de fincas isleñas, entre los Años de 1801 / 1816.

-San Francisco de Paula.

-Sosiego o del Sosiego.

-Aire.                                                                      03.05.1873

-San Francisco de Paula; hasta el 25.04.1874.

-Lepanto.                                                                25.04.1874

-Lepanto; entre los años de 1874 a 1900.

En sus inicios su abarcadura se extendía, hasta la citada y actual Calle de Lepanto, hasta la construcción en el Año de 1926 del Mercado Central de Abastos, y su inauguración dos años después; que cercenó dicho vial. Este mercado fue demolido en el Año de 1987, para una vez finalizar su nueva obra, ser reinaugurado el día 11.08.1999. Su principal promotor y defensor durante su cargo como regidor municipal, se le atribuye a D. José López Rodríguez; por cuyo motivo se le honró nominar la cercana Calle de la Albóndiga con su nombre (23.03.1923 / 29.05.1932).
Por la existencia de un grave error, en cuanto a su abarcadura y numeración, esta se subsanó el día 28.09.1906
-De la Plaza (por el cercano mercado de abastos).
-Plaza de Los Melones o del Sosiego, frente al actual Nº 17.
-Plazuela del General Serrano.
-Parte de La Plaza de Novillos; zona del Arenal y de Vidal. Existió en sus aledaños, la primera plaza de toros de nuestra Ciudad. Esta fue construida en madera, y su primera corrida se celebró el día 21.07.1779, dentro de  los denominados “Manchones de Vidal o de la Plaza de Toros”. Se llegaron a celebrar en su coso toda clase de espectáculos y divertimentos; incluso hasta ejecuciones públicas.
Por parte del Sr. Marqués de Casa Tabares, propietario legal de los terrenos denominados Plaza del Sosiego, se efectuó por parte del mismo al pueblo de San Fernando la donación de estos, para la construcción un paseo público. Esto se trató y aprobó en sesión de cabildo del:   17.10.1861. (Juan José Maruri Niño)


Imagen de Google maps.




5 comentarios:

  1. Efectivamente Leonor, esta calle ha sido testigo vivo de negocios señeros, como dices.

    Al lado de los Milagros (¡cuánto pan y dulces allí comprados!) estaba, si recuerdas, la Papelería Oneto; y en la Plaza de la Saldadora, durante muchísimos años, la Seat, que aunque cambió de ubicación, se traslado sólo unos metros, precisamente junto a la Saldadora, antes de su definitivo traslado a Tres Caminos. Y la zapatería Cabreara, creo recordar, que aún sigue allí.

    Poquitas calles con tantos comercios históricos hay en San Fernando.

    Gracias, y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo perfectamente aquella papelería en la que comprábamos los sobres de estampitas que luego pegábamos con harina y agua cuando no teníamos pegamento Imedio. También recuerdo la Seat y cuando se trasladó al lado de la Saldadora, estaba en mi camino del colegio de las Carmelitas. La zapatería sigue estando donde siempre y últimamente están cambiando muchos comercios en función de las nuevas necesidades. Manda el marketing.

      Un saludo Carlos, y muchas gracias por recomendar mi blog, lo estoy haciendo con mucho cariño.

      Eliminar
  2. Acabo de entrar por primera vez en tu blog. Me ha parecido magnífico, aunque te sirva para tu entretenimiento, reconozco que hay un gran trabajo de preparación para llevarlo a cabo.
    Gracias por el piropo a los propietarios de la casa de la calle Gra. Gª de la Herrán 11.
    Un beso y que sigas con tu interesante trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese reconocimiento. Aunque el trabajo empezó como un entretenimiento, cada vez me parece más interesante y me estoy involucrando más de lo que había pensado.

      Un beso de tu hermana Leonor.

      Eliminar
  3. Recuerdos y añoranzas ; tenía yo, 5, 6, y 7 años .La casa de mis abuelos estaba frente a la Sociedad .,y mas tarde El Ocaso,Allí nos recogía mi padre de regreso de la Constructora Naval ,a mi madre ,Josefa Pupo ,a mi hermano y a mí.Pasábamos por delante de la Popular ,extasiados por el perfume de la dama de noche, para regresar a nuestro domicilio en Saturnino Montojo
    Años más tarde,al trasladarnos a Madrid, aprovechando las vacaciones de verano, mi padre comisionado por la Gerencia de la Bazán para controlar las construcciones en fábrica de Carraca ,vivíamos de nuevo en casa de mi abuela María Pupo.
    Jugábmos en la calle y en la casa de enfrente, propiedad de D, Blas Vivancos., padre de mi tía Angelita.Allí los chiquillos casi todos primos,retozábamos y corrteábamos. Entre nosotros estaba Blas Hervías Vivancos , hoy conocido ginecólogo.
    También jugaba con el hijo del propietario de la tienda de ultramarinos La Bahía que vivía justo encima de la tienda

    ResponderEliminar