martes, 21 de agosto de 2012

CALLE CAPITÁN ÁNGEL SEVILLANO



La calle Capitán Ángel Sevillano comienza en la calle Escritor Manuel Barrios y finaliza en la calle General Pujales desde donde ha sido tomada esta fotografía.Esta calle queda dentro de la Barriada del Parque que fue inaugurada el día 15 de abril de 1956.


En la esquina donde hace años estuvo la Capilla de San José Artesano se ha construido un anexo al Colegio Padre Casal Carrillo que es el gimnasio del mismo.


En esta calle tenía su entrada la capilla como vemos en la siguiente imagen.


Fotografía de los años 60 de la Capilla de San José Artesano que hoy día tiene su iglesia en la calle General García de la Herrán. Aquí fue trasladada la imagen de la Virgen del Corazón de Jesús que estuvo situada en el altar mayor de la Capilla de la Asunción o Capilla del Auditor en la calle Isaac Peral, que fue demolida en el año 1972.


Imagen del local en el que estuvo la capilla que era una parte del Colegio Padre Casal Carrillo que tiene su entrada principal por la calle General Pujales. Fotografía tomada en agosto de 2012.


En esta imagen podemos ver el local que ha sido un pequeño ultramarinos con mucha clientela del barrio. Este local presenta este aspecto en la fecha de esta actualización (octubre de 2015).


Al fondo de la calle, ya en General Pujales vemos el Bar La Española que también fue un ultramarinos.


Imagen tomada frente a la puerta del colegio en la calle General Pujales desde donde vemos la desembocadura de la calle que estamos comentando.


Rotulación de la calle Capitán Ángel Sevillano, con cerámicas blancas y negras con relieve, mucho más vistosas que las que colocan actualmente.


Imagen de la calle tomada desde abajo, al fondo la calle Escritor Manuel Barrios, desde donde parte la que estamos recorriendo. 


A finales del año 2013 fue derribada la antigua Capilla de San José Artesano que ocupaba un local colindante al Colegio Padre Casal Carrillo.


Vista de la calle Capitán Ángel Sevillano desde su finalización en la calle General Pujales, durante las obras de demolición de la capilla.




Detalle de un fresco que se encontraba en las paredes de la Capilla.


En esta foto, tomada en sentido contrario, vemos a mano derecha la valla del patio del colegio y a mano izquierda un arco que da paso a la Plaza del Prendimiento, espacio que hoy día se encuentra urbanizado pero que muchos años después de construirse las viviendas de esta barriada aún seguía siendo una pequeña explanada de tierra donde los chiquillos del barrio jugaban al fútbol.


Éste es el comienzo de la calle haciendo esquina con Escritor Manuel Barrios. A mano derecha de la imagen la casa nº 2, con su bajo izquierda, (este comentario exclusivamente para Carlos Facio, del blog Buenas ideas).     Al fondo la cúpula del Observatorio de Marina.



Aspecto lamentable del paso entre esta calle y la Plaza del Prendimiento, no sólo por el descuido en sus paredes sino por el mal olor que se siente al pasar.Fotografía tomada en agosto de 2012.


El día 26 de octubre de 2015 vemos que el arco ha sido pintado y presenta un buen aspecto.


Al otro lado del paso podemos ver la Plaza del Prendimiento.


Imagen de google maps.

La calle Capitán Ángel Sevillano fue denominada oficialmente el día 29 de agosto de 1956, cuatro meses después de la inauguración de los pisos.



Don Ángel Sevillano Cousillas, Capitán de Ingenieros del Ejército, nació en San Fernando el 14 de Septiembre de 1897. Fue una figura destacada en las Campañas Africanas del siglo pasado. 

Hijo del General de Infantería de Marina José Sevillano Muñoz y de Emilia Cousillas Barandiarán, pertenecía a una familia de clase media con muchos militares entre sus miembros. En concreto, su padre, José Sevillano Muñoz, era general de Infantería de Marina y había tenido un papel destacado en el desembarco y posterior ocupación del sector occidental del Protectorado de Marruecos,  así pues, Angel Sevillano, había recibido desde su juventud una educación impregnada de valores castrenses.Siguiendo la tradición familiar, el 26 de octubre de 1914, entra como soldado voluntario por tiempo ilimitado en en el primer Regimiento de Infantería de Marina. Estando en esta situación, intenta ingresar como oficial de Infantería de Marina sin lograr su objetivo. Sin embargo el 6 de septiembre de 1915 ingresa en la Academia de Ingenieros de Guadalajara, saliendo como teniente el 9 de julio de 1921.
Coincidiendo con el desastre de Annual y el consiguiente hundimiento de la Comandancia de Melilla, es destinado a las compañías expedicionarias en Melilla del 5º Regimiento de Zapadores Minadores.
A partir de esta fecha las operaciones tanto tácticas como propias de los zapadores se suceden rápidamente en la reconquista del territorio perdido.
 Una vez reconquistado y pacificado parcialmente parte del territorio perdido, se dedicará a hacer barracones para hospitales, desmantelamiento de posiciones, afirmado de pistas y obras de pozos.
El 29 de septiembre de 1923 es destinado al 6º Regimiento de Zapadores Minadores situado en Oviedo, el 18 de agosto de 1924 se incorpora al 3º Regimiento de Zapadores Minadores, hasta que el 9 de octubre pasa a ejercer como profesor en la Academia de Sargentos de Complemento, aspirantes a suboficiales. El 2 de noviembre se incorpora a la Academia de Ingenieros de Guadalajara encargándose de las clases de geometría.
Por los sucesos de defensa de la posición de Kudia Tahar en la línea defensiva de Tetuán le es concedida primero la Medalla Militar Individual, impuesta por el General Miguel Primo de Rivera el 25 de noviembre de 1925 y posteriormente se abrió juicio contradictorio para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando la más alta condecoración que el Ejército español concede en condiciones extremas para premiar el valor, siéndole concedida finalmente en 1935 e impuesta por el presidente de la República en el Palacio Real, Alcalá Zamora en presencia del jefe del gobierno Alejandro Lerroux en 1935.
Es escaso el conocimiento que tenemos de la actividad del capitán Sevillano durante la sublevación del 18 de julio de 1936. Tenemos documentado que el 21 de julio, la Dirección General de Seguridad ordena su ingreso en la Cárcel Modelo de MadridPosteriormente, es trasladado a la cárcel de Díaz Porlier, donde permanecerá hasta el 18 de noviembre, fecha en la que es evacuado junto a 31 compañeros. Los prisioneros fueron sacados de las cárceles y asesinados en las inmediaciones del arroyo de San José, Paracuellos de Jarama, probablemente en el amanecer del 19 de noviembre de 1936.


3 comentarios:

  1. Hola, Leonor. Casi con dos lágrimas me tienes escribiendo este comentario... He entrado en tu blog, y al leer el nombre de la calle, he pegado un respingo en la silla. ¡Gracias, muchas gracias!.

    Pues sí, oído cocina... Esa es mi calle, y en el nº 2, mi casa. Allí viví, jugué, lloré, amé,... hasta casi los 25 años, en que me casé y me trasladé a donde vivo, en la calle Real.

    Aunque han pasado ya tantos años (fíjate, casi la mitad de una vida), veo la calle igual, no ha cambiado respecto a cuando yo era el rey de esa zona (un decir, claro). Una calle tranquila, cercana al centro de la ciudad, con un Parque en el que desfogarse, y siempre presente, al fondo, ese imponente Observatorio de Marina, perpetuo vigilante del vivir diario; una calle cortita, pero que en tan pocos metros reunía una iglesia, un colegio, tres tiendas de ultramarinos, y un arco que daba acceso a un pedazo de campo de fútbol...

    Allí viví, sí: en Capitán Angel Sevillano, en el bajo izquierda del nº 2.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Carlos, es verdad que aquella zona ha cambiado muy poco, afortunadamente. Me han encantado las vista desde la parte. La verdad es que nunca había mirado La Isla como lo estoy haciendo ahora, con tanta curiosidad. No te puedes imaginar la cantidad de cosas de interés que estoy descubriendo en mis andares por las calles, por las que voy como un turista japonés con cámara, por supuesto.

    Me alegro de que estés disfrutando del paseo.

    Un beso Leonor

    ResponderEliminar
  3. ....desde la parte de arriba ( que me he comido la mitad de la frase).

    Medio beso más Leonor

    ResponderEliminar