viernes, 30 de enero de 2015

CALLE GOLONDRINA



La calle Golondrina comienza en la Rotonda Gomez Pablos y finaliza en el Callejón Angosto. Queda en la zona de Villa Maruja.


Rótulo de la calle


Esta calle forma un ángulo recto tras un primer tramo, desde ahí hasta el final ya sigue la misma dirección.


Vista de la Rotonda Gomez Pablos desde el comienzo de esta calle.



En esta imagen vemos la curva que hace la calle casi al comienzo de su recorrido.


Rótulo situado al final de la calle.


Vista de este vial desde su finalización en el Callejón Angosto, por ser este último solo peatonal, la calle Golondrina es de doble sentido de circulación.


Imagen de google maps

 Hasta el año 2011 aún no había sido aprobada su denominación, no tengo constancia de que ya se haya aprobado.


Fotografía de golondrina iniciando el vuelo, imagen tomada desde mi azotea.


Nido de golondrinas en el patio de mi casa.




La golondrina común o andorina (Hirundo rustica) es un ave de hábitos migratorios perteneciente a la familia de los hirundínidos, dentro del orden de los paseriformes. Se trata de la golondrina con la mayor área de distribución en el mundo. Habita en EuropaAsiaÁfrica y América.

Existen seis subespecies de golondrina común, que se reproducen a lo largo del hemisferio norte. Cuatro de ellas son fuertemente migratorias y sus cuarteles de invernada cubren gran parte del hemisferio sur, llegando a Argentina central, Sudáfrica y el norte de Australia. Su vasta área de distribución y enorme población implican que la especie se encuentra fuera de peligro de extinción, aunque pueda haber decrecimientos poblacionales locales debido a amenazas específicas.
La golondrina común es un ave de campo abierto que normalmente utiliza estructuras construidas por el hombre para reproducirse y que, en consecuencia, se ha diseminado con la expansión humana. Construye nidos en forma de taza, con bolitas de barro en graneros y construcciones similares y se alimenta de insectos que atrapa en vuelo.
Su alimentación insectívora contribuye a la tolerancia de los humanos hacia esta especie; en el pasado esta aceptación se vio reforzada por supersticiones respecto del ave y su nido. Ha habido frecuentes referencias culturales a la golondrina común en escritos literarios tanto debido a su proximidad con el hombre como por su migración anual.(wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario