martes, 11 de marzo de 2014

CALLE ALBARDONERO Y CALLE COMANDANTE DE LA GUARDIA CIVIL REULA GÓMEZ



La calle Albardonero comienza en la calle San Marcos y termina en la prolongación de la calle San Vicente.


Fachada de la casa nº 1 de esta calle.


Rótulo situado en la fachada de la casa nº 1.


A la derecha del comienzo de la calle se encuentra la Asociación Cultural del Flamenco.


En el nº 13 se halla Villa Antonia, original casa cuya entrada es una verja que da a un patio en el que se encuentra una de las hermosas araucarias de las muchas que tenemos en la Isla.


La sencilla fachada de la casa 14.


En la fachada de la casa nº 32 hemos fotografiado otro azulejo religioso, esta vez dedicado a la Virgen de Fátima.


Azulejo de Ntra. Sra. de Fátima.


Llamadores de la casa nº 43.


En el nº 57 se encuentra el Patio de Teresa.


Cierro de la casa nº 59.


Desembocadura de la calle Albardonero en la prolongación de la calle San Vicente.

La calle Albardonero ocupa los terrenos del Manchón de Albardonero y parte de la Albina del Zaporito. Su denominación procede de la desvirtuación del vocablo sobre el gremio de albarderos.
El albardero es el que tiene por profesión la elaboración de diferentes elementos o aparejos para la bestia de carga utilizando como materia prima elemental la lona o loneta, el saco y la paja. En Canarias siempre ha sido frecuente que los albarderos realicen labores propias de los guarnicioneros, tales como la fabricación de arreos para las caballerías de tiro, carga o montura: cabestros, frenos, colleras, decoración de los diferentes objetos, etcétera, utilizando el cuero como material base.




La calle Comandante de la Guardia Civil Reula Gómez comienza en San Marcos y termina en la calle Albardonero. En la imagen vemos el recorrido completo de esta corta calle.


Rótulo de la calle situado en la fachada de la casa nº 1.


Vista de la calle en sentido contrario a su numeración. Al fondo vemos parte de la Plaza de Toros en la calle San Marcos.




Enrique Reula Gómez nació en San Roque, Cádiz, el día 25 de julio de 1887 y murió en Huelva el 30 de enero de 1936. Condecorado con la Medalla de plata de los Sitios de Gerona y la Medalla de plata de los Sitios de Zaragoza. Por los servicios en territorios de Melilla recibiría la Cruz de primera clase del Mérito Militar con distintivo rojo. Recibió así mismo la Medalla de Marruecos. En 1918 contrajo matrimonio con la isleña Concepción Durán Piñero, su madre y abuelos maternos eran también de San Fernando. 


En junio de 1920 fue ascendido al empleo de Capitán y destinado al segundo escuadrón del octavo Tercio de Almería donde permaneció hasta que sería destinado a la novena compañía de la Comandancia de Cádiz. 

En 1923 se produjo un hecho en España que, como veremos, repercutió en Enrique. Se trató de la formación del Directorio Militar por Primo de Rivera. El golpe de Estado previo a la formación del Directorio, dio paso a la dictadura militar. Primo de Rivera concentró todos los poderes: el ejecutivo, como jefe de gobierno, el legislativo al disolver las Cortes, suspender la Constitución y atribuirse la capacidad de dictar leyes, incluso se inmiscuiría en el judicial al permitirse suspender las sentencias de los tribunales. Su gobierno, realmente unipersonal, contaba con la colaboración de un grupo de generales, el Directorio, cuya misión era “asesorar” al dictador, sin tener rango de ministros. Ayuntamientos y Diputaciones fueron disueltos y sus miembros sustituidos por personas afines al régimen. La militarización de la vida política se extendió a todos los niveles de la administración, pues recayeron en militares los gobiernos civiles, también serían militares los delegados gubernativos en los ayuntamientos. La consecuencia inmediata a nivel local sería el cese de todos los concejales de los ayuntamientos. Debido a lo anterior, Enrique Reula sería nombrado Delegado del Gobierno para encauzar la marcha administrativa del ayuntamiento de Prado del Rey. 

En 1928 y 1929 se le conceden dos nuevas medalla: la del Homenaje a la Monarquía y la Medalla de la Paz de Mar y en 1930 recibe dos satisfacciones profesionales, la primera sería la Medalla de Alfonso XIII y por Real Orden del Ministerio del Ejercito y la segunda se hace constar en su expediente un reconocimiento por parte del Gobierno del Rey. “ con satisfacción y apreciado en todo su valor el alto espíritu y actuación del oficial D. Enrique Reula Gómez en defensa del orden público y de las Instituciones, así como la disciplina y abnegación que ha evidenciado en cuantas ocasiones se ha visto precisado a intervenir".

Un nuevo reconocimiento recibiría el Comandante Reula, esta vez por parte de la Marina. En efecto, por “sus numerosos e importantes servicios a la Marina durante los seis años que ha permanecido destinado como Capitán en la Ciudad de San Fernando” se le concedió la Cruz de primera clase del Mérito Naval.

El 1931 comenzaría en España un periodo de cambios radicales que se habían iniciado meses antes con la proclamación de la II República. En efecto, el triunfo de las candidaturas republicanas en las grandes ciudades precipitó el 14 de Abril de 1931 la proclamación de la República. La amplitud del movimiento popular llevó a que el rey Alfonso XIII, aislado y sin apoyos, se exiliara Inmediatamente se formó un Gobierno Provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora y formado por republicanos de izquierda y derecha, socialistas y nacionalistas. El gobierno debía dirigir el país hasta que unas nuevas Cortes Constituyentes dieran forma al nuevo régimen. El Capitán Reula Gómez destinado en la séptima Compañía de San Fernando y de acuerdo a la normativa, prestaría promesa de adhesión y fidelidad a la República, al mismo tiempo, se le prohibiría el uso de la Medalla que tenía concedida de la Monarquía y sería promovido al empleo de Comandante.

Su último destino sería la del mando y ordenación de pagos de la Comandancia de Huelva, estuvo menos de un mes porque falleció el 31 de enero de 1936 como consecuencia de una embolia cerebral. Dejaba viuda y cuatro hijos. 

"Anales de García- Reula", Mª Carmen Páez García.

El nombre de la calle Comandante de la Guardia Civil Reula Gómez fue oficialmente aprobado el día 5 de junio de 1970.

   



No hay comentarios:

Publicar un comentario