viernes, 20 de diciembre de 2013

PATIO DEL COLEGIO DE LAS CARMELITAS CALLE COLÓN 37




El Colegio Ntra. Sra. del Carmen se encuentra en la calle Colón nº 37. Es el Colegio de Las Carmelitas y nombrado por muchos como El Asilo por haberlo sido en tiempos pasados. Este colegio se encuentra en el antiguo convento de los Hermanos de San Juan de Dios, que era asilo de ancianos y desvalidos. Las Hermanas Carmelitas de la Caridad iniciaron su labor docente en San Fernando hace 127 años. En 1986 fue colocada una placa en su fachada en reconocimiento a la labor educativa que cumplía los 100 años.


La Historia de la Isla en sus Placas, blog de Carlos Facio.


En esta foto de la Procesión de la Virgen del Carmen pasando por delante del colegio, podemos ver la parte derecha del mismo sin las construcciones que se realizaron bastantes años después.


Foto del colegio con la esquina antigua en la calle Constructora Naval.


Foto publicada en el libro "Calles de la Isla", de José Carlos Fernández. En ella ya se ve la parte derecha con las nuevas construcciones y la entrada y campanario de la nueva capilla a la izquierda de la fachada principal. Foto de finales de la década de los ochenta del siglo XX.


Tras pasar las grandes puertas de madera de la calle encontramos una amplia casapuerta con una puerta de reja y cristal por la que podemos ver el hermoso patio que se encuentra en el centro de la zona original del colegio. Las necesidades actuales han obligado a seguir construyendo en los alrededores del primitivo edificio, concretamente en el lateral derecho que es por donde había posibilidades. Una gran parte de la zona final de la calle Constructora Naval está ocupada por los edificios que se añadieron al colegio. En dicha calle hay una puerta lateral al mismo. Cuenta además con una puerta en la calle San Esteban, al fondo de la calle Vicario. 


A la derecha de la casapuerta se encuentra la puerta de entrada a la portería. Vemos el suelo de mármol que se va gastando con los años pero que siempre está reluciente. Auténtico zócalo de azulejos sevillanos que decoran la casapuerta, la portería y el patio.


La portería, con cierros a la calle Colón, conserva el suelo de baldosas hidráulicas. En mis años de colegiala, la portera era la hermana Lucía.


El patio rodeado por 10 columnas y arcos de medio punto que forman el claustro. El suelo de la parte central es de mármol blanco y negro colocado a cartabón. Todo el centro está decorado con plantas naturales.


Alrededor del patio se encuentran puertas de acceso a diferentes dependencias y pasillos que comunican con la zona que se hizo nueva.



El centro lo ocupa un pozo con brocal de mármol veteado y herraje de excelente decoración. No falta el cubo de cinc cogido a la cuerda de la polea.


Las bases de las columnas están alicatas con los mismos azulejos que los zócalos y el pequeño tabique de separación que rodea toda la parte central.


Los pasillos laterales están ensolados con ladrillos de barro y piezas de cerámica decoradas con diferentes motivos y bordeado por una cenefa.Varios bancos de madera están situados adosados a las paredes.


En esta imagen aparece la parte izquierda del patio, según se entra, en el fondo vemos la puerta a la capilla y a la izquierda la escalera que comunica con los pisos superiores.

Antigua capilla


A finales de la década de los cincuenta fue derribada la antigua capilla del convento y se construyó la nueva, de aspecto más moderno y más amplia.


Dos campanas de llamada se encuentran en este patio, una junto a una puerta de acceso a la zona de la capilla privada para la comunidad. Campana de llamada a la oración.


La otra campana que se toca desde la casapuerta funcionaba para llamar al convento, aunque hoy día es solo un recuerdo, pues como podemos ver en la foto de la casapuerta,  el colegio cuenta con portero electrónico.


Vista del patio desde la parte trasera;  enfrente, el aula donde se impartían las clases de solfeo.


Desde el fondo del patio hemos tomado esta foto en la que vemos la puerta de entrada que da a la calle Colón.




5 comentarios:

  1. ¡Qué entrada máscompleta y bonita, Leonor!. Lo único que conozco de ese colegio es el Salón de Actos, por alguna que otra actividad que allí se ha hecho... Pero del resto, no conozco nada!. Vaya patio más bonito; y bien cuidado, claro, lo cual no sorprende sabiendo que a su cargo están las monjas...

    En fin, que he disfrutado de su lectura. Y gracias por enlazarme...

    Besos, y ¡felices fiestas!

    ResponderEliminar
  2. A mí se me vienen a la mente, en ese patio tan precioso , un conjunto de margaritas amarillas en el centro y pétalos blancos que en tus fotos no veo.Ya dudo si lo soñé , que no creo o existió .Tendría yo unos 10 años .
    Perfecta esa bella descripción del que fué tu colegio , y el colegio de todas mis primas .

    ResponderEliminar
  3. Es que había más plantas antes. Yo tengo una foto de primera comunión en ese patio y habían muchas más plantas

    ResponderEliminar
  4. Las plantas las cuidaba la Hermana Isabel Resille, y cuando se fué al la residencia dele colegio de Cádiz, la relevó la Hermana Dulcenombre, entonces retiraron muchas de ellas, dejaron las cuatro palmeras de las esquinas y alguna más por allí sueltas, y ahora que no está tampoco Dulcenombre, (murieron las dos) cada vez hay menos.

    ResponderEliminar