martes, 10 de diciembre de 2013

CALLE ALCEDO




La calle Alcedo, aunque en los rótulos aparece como Alsedo, comienza en la calle Real y termina en la Ronda del Estero, tras cruzar la calle San Onofre que era su antigua desembocadura. Esta calle es paralela y de la misma longitud que la calle Carmen.


Imagen publicada en el libro "Calles de la Isla", de José Carlos Fernández. La foto está tomada desde la zona baja de la calle y en ella vemos el recorrido completo de la misma en aquellos años de  la década de los ochenta del pasado siglo.


En esta foto vemos el último tramo de la calle, entero de nueva construcción, que desemboca en la Avenida Ronda del Estero. Este tramo fue antiguamente el Callejón del Gatito, que iba desde San Onofre hasta las marismas de la salina de San Judas. En el año 2007 fue urbanizado y abierto al tráfico rodado, denominandose Alcedo por estar en línea con esta calle (y sigue apareciendo escrito Alsedo)


Rótulo de cerámica de los que van quedando pocos en nuestras calles y en el que podemos ver que está escrito con "s".


Fotografía de Tamblet

Patio de vecinos esquina con la calle San Onofre.


Entrega de las viviendas de dicho patio en 1951.



Solar donde fue construido el patio. Fotografía de mediados del siglo XX.


En la parte baja de la calle en la acera de los impares, vemos el patio de la foto anterior, un  patio de vecinos que corresponde al nº 51, rehabilitado por ESISA como podemos ver en el rótulo colocado en la fachada.


En el nº 45 encontramos otro patio de vecinos,  que es una modalidad muy habitual en la zona.


Azulejos dedicados a Ntro. Padre Jesús Nazareno y al Camarón de la Isla, situados en la fachada de la casa nº 41.


En este barrio de las callejuelas casi todas las construcciones son de gran sencillez, sus fachadas apenas presentan elementos decorativos, se hacían las edificaciones con pocos recursos y se ahorraba en lo superfluo, así pues encontramos los pretiles sin almenas y en lugar de cierros predominan las ventanas, pero en el nº 19 hemos encontrado esta casa que posee bellas almenas y cierros aunque de rejas simples, otra cosa que no aparece es la cornisa que suelen tener las casas isleñas de otros barrios.


Detalle de una vieja puerta en la casa nº 12 que hace esquina con la calle Lauria y que se encuentra en estado ruinoso. En la fachada aún quedan aisladores del antiguo tendido eléctrico.

En cuanto a los nombres que ha tenido esta calle, en 1680 aparece con el nombre de Señor San Josef. En el siglo XVIII aparece como San José y el Niño, nombre que mantiene hasta la revisión de 1874. Popularmente se ha conocido también como "Calle de En medio", dicha denominación le viene por ser la calle que subdivide al barrio de las callejuelas, y que se encuentra literalmente "En medio", del citado barrio, más concretamente entre las calles Carmen y Santa Bárbara.

El 27 de enero de 1933 fue denominada Juan Antonio Santander, nombre republicano que se eliminó en el 36 y volvió a su antigua denominación, Alsedo (escrito con "s" por error que aún no ha sido subsanado).



El nombre hace referencia al ilustre marino español  D. Francisco de Alcedo y Bustamante, nacido en Santander 1758 y muerto en el combate naval de Trafalgar el día 21.10.1805 cuando comandaba el navio Montañez.


Nacido en Santander el 3 de septiembre de 1758, a los 15 años sienta plaza de guardiamarina (27 de abril de 1774) participando en 1775, a bordo del jabeque Gamo, en la campaña de Argel. En 1781 toma parte en la conquista de Pensacola (Florida), y nuevamente en guerra contra la corona británica, es herido en el ataque a Gibraltar del 15 de septiembre de 1782, aunque no se retira del combate hasta la mañana siguiente. El (21 de diciembre) del mismo año es ascendido al grado de teniente de navío.
En 1786 es nombrado alférez de la Real Compañía de Guardias Marinas de Cádiz y encargado de la compañía de guardiamarinas de Ferrol, que embarcan en la escuadra de Juan de Lángara. Su carrera militar prosigue con sus nombramientos sucesivos de capitán de fragata (14 de junio de 1791) y teniente de la compañía de guardiamarinas de Ferrol (junio de 1792).
Al año siguiente, se embarca en el navío San Eugenio y se dirige a la América septentional para proteger el comercio español y hostigar a las fuerzas francesas de la isla de Santo Domingo. La escuadra, formada por once navíos, siete fragatas y nueve bergantines, estaba basada en Puerto Cabello y participa activamente en la toma del fuerte del Delfín en Santo Domingo (1793).
El 27 de octubre de 1796 su carrera militar culmina con el ascenso a Capitán de Navío en las colonias americanas, desde donde regresa a España en 1801 al mando del navíoAsia, que fue desarbolado en un temporal en este viaje.
En 1805 toma el mando del navío Montañés, construido a expensas de los cántabros, que lo habían ofrecido al rey. Durante el combate, el Montañés forma parte de la escuadra de observación de Gravina, que soporta el mayor ímpetu del enemigo. En lucha contra un navío inglés de tres puentes, una bala de cañón provoca su muerte a la edad de 47 años, siendo sus últimas palabras: "He dicho que orcen, que yo quiero arrimarme más a ese navío de tres puentes, batirme a quemarropa y abordarle".


No hay comentarios:

Publicar un comentario