jueves, 3 de septiembre de 2015

CALLE ZARZUELA


La calle Zarzuela se encuentra entre la calle El Escorial y la calle Arapiles. Es un vial de un solo tramo. Queda dentro de la Barriada de Carlos III.


Rótulo de la calle.


Como vemos en la imagen solo hay numeración en la acera de la derecha. A la izquierda queda la parte trasera de las viviendas que tienen su entrada por la calle Príncipe, paralela a la que estamos comentando. 


Imagen de Google maps.

La calle Zarzuela no aparece aprobada oficialmente en la nomenclatura de 2011. 


El Palacio de La Zarzuela, ubicado en Madrid, es donde se encuentra el despacho de Felipe VIrey de España, y la sede de la Casa de Su Majestad el Rey. En el palacio tienen su residencia privada los padres del monarca, los reyes Juan Carlos I y Sofía.
En los predios de La Zarzuela se encuentra la residencia privada de los reyes de España, Felipe VI y Letizia, los cuales residen en un palacete construido en 2002 por Patrimonio Nacional cerca del tradicional inmueble, dentro del recinto.
El nombre posiblemente alude a la abundancia de zarzas. Algunos apuntan a que fue allí donde se celebraron los primeros recitales con música, como el trasunto o correlato de lo que luego sería divulgado y elaborado desde Italia como ópera. La pequeña ópera española, opereta, vino a llamarse zarzuela por ser La Zarzuela el lugar donde se celebraba. El Hipódromo de la Zarzuela, construido en el siglo XX, debería su nombre a la proximidad al palacio. En 1856 se inauguraría el Teatro de la Zarzuela, que debe su nombre a la representación de este género musical.
En 1627 el Rey Felipe IV ordenó la construcción de un pabellón de caza a modo de pequeño palacete en un lugar llamado La Zarzuela, cerca de Madrid. El palacio se terminaría ocho años más tarde.
La obra le fue encargada al arquitecto Juan Gómez de Mora que traza el edificio con una sobria forma rectangular propia del barroco madrileño, con inspiración en las villas del arquitecto de la República de Venecia Andrea Palladio, el cual influyó mucho con sus villas campestres y otras obras durante el neoclasicismo. Los jardines fueron diseñados por Gaspar Bandal.
Alonso Carbonell remató la obra con techados de pizarra, galerías porticadas y un jardín italiano con fuentes escalonadas en tres terrazas, un vivero de árboles y una huerta. Las pinturas colocadas en el palacio fueron obra de Simón López y las esculturas de Bartolomé Zumbido.
Constaba de un edificio rectangular con techo de pizarra con dos pasillos laterales. Carlos IV modificó el edificio para adaptarlo al gusto del siglo XVIII, y lo adornó con tapicería y porcelana, así como con mobiliario y una magnífica colección de relojes.
Sufrió graves daños durante la Guerra Civil y en 1958 el arquitecto Diego Méndez lo reconstruyó conservando su caja primitiva y el muro porticado, recreando además los jardines diseñados el siglo XVII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario