viernes, 5 de septiembre de 2014

ROTONDA DEL SALINERO



La Rotonda del Salinero se encuentra en la intersección de la Avenida de la Constitución y la calle Buen Pastor.


Imagen de Google maps.

El cruce entre la Avenida de la Constitución y la calle Buen Pastor antes de colocarse la polémica rotonda.


 La rotonda durante las obras de reparación.


La escultura del Salinero es obra del escultor Juan Antonio Bey que fue creada a mediados de los años 90.


El monumento fue colocado en las cercanías del Puente Zuazo,   pero en 2009 fue retirado por las obras del tranvía ya que el lugar donde estaba situado coincide con el trazado de las vías.


La escultura es un salinero que porta en sus manos una de las herramientas más conocidas del trabajo de las salinas, el rodillo. Bajo la estatua, y sobre un monte de sal, están distribuidos los edificios más conocidos de San Fernando,  en la imagen vemos el Puente Zuazo.  En la parte alta el lateral de la Capilla del Cerro. 


Rotonda vista desde la calle Buen Pastor.


La parte baja del monumento muestras, como ya hemos comentado,  distintos edificios de la Isla, los más significativos y conocidos. En esta imagen podemos ver Torre Alta y la Iglesia Mayor a cuyas torres les faltan las terminaciones.


En esta imagen vemos la Iglesia del Carmen y creemos que la casa Micolta;  a la derecha una compuerta salinera.


Al lado derecho del monumento podemos distinguir el Real Observatorio de Marina, el Ayuntamiento y en la parte más alta, y como de ser, la Capilla del Cerro. Vemos también una columna como las que aparecen en el escudo de San Fernando.


Esta rotonda ha sido una de más polémicas de las construidas en San Fernando,  sus obras comenzaron en enero de 2013 y después de estar terminada hubo muchas protestas por parte de los conductores que la rodeaban debido a que los bajos de automóviles golpeaban por el desnivel de la calzada.


Una segunda actuación ha solucionado el problema del desnivel y se ha colocado la escultura del Salinero que llevaba casi cinco años en un almacén municipal tras haber sido desmontada de su enclave original junto al Puente Zuazo.


Sobre un pedestal de piedra ostionera se encontraba el monumento al Salinero. Juzguen ustedes la diferencia con el actual aspecto del mismo sobre lo que quiere figurar un monte de sal, mucha imaginación hay que poner para ver en esa pirámide agujereada algo similar a la sal que vemos en nuestras salinas, en las pocas que van quedando. 


Cuando iban a comenzar los trabajos para la instalación de la vías del tranvía en esta zona, el salinero fue desmontado del pedestal y llevado al lugar de su enclaustramiento.
La obra ni siquiera llegó a tener una inauguración oficial. Tras años de espera fue colocada en el lugar sin más ceremonia. Eso fue en el año 2002 y siete años después fue retirada como ya hemos comentado.


La trayectoria de la escultura no ha podido ser más desafortunada. Promovida desde Alcaldía por Antonio Moreno y encargada por el Ayuntamiento en 1995 al escultor local Juan Antonio Bey, la obra fue terminada unos meses después, si bien no fue colocada en su ubicación actual hasta mayo de 2002. Su autor llegó incluso a hacer público su malestar por estas demoras excesivas y se ofreció incluso a ceder la gitantesca obra a otros municipios. El salinero -homenaje a una profesión que se identifica con La Isla- no llegó siquiera a tener una inauguración oficial. Tras años de espera, la enorme estatua fue simplemente colocada en las proximidades del puente Zuazo sin ceremonia alguna. 

La escultura -una estatua de más de tres metros de altura tallada en granito- tardó años en contar con una ubicación definitiva. Curiosamente, en un primer momento se pensó en colocarla en la rotonda de La Ardila, donde luego se levantó la fuente Tusquets. Ahora, ambos monumentos -símbolos de una época y siempre rodeados de polémica- serán reubicados ( ya han sido reubicados) para dejar paso al tranvía y a la peatonalización de la calle Real y del Sitio Histórico del Puente Zuazo.(Diario de Cádiz)

1 comentario:

  1. Quien diseñó el monton de sal,no fué muy afortunado .No hubiese sido difícil hacerlo más real..
    En cuanto a las torres de la Iglesia Mayor, no creo que se den por terminadas.Quizá la próxima vez que visite la Isla,ya disponga el monumento de sus torres completas
    El construir rotondas es una gran labor que mejora la utilización de semáforos para el control del tráfico, y sobre todo la disminucion de accidentes.

    ResponderEliminar