domingo, 21 de octubre de 2012

PLAZA DE JUAN COELLO (Callejón de acceso)



Tras recorrer el primer tramo de la calle Rosario, justo donde hace un ángulo frente a la calle González Hontoria, nos encontramos el primer callejón de esta calle, el otro es el de Quevedo, que veremos en la siguiente entrada.


El local en el que vemos instaladas las oficinas de Movistar era el famoso restaurante "Patio Maestro Luis".


 Fotografía publicada en el grupo de facebook Fotos de la Real Villa de la Isla de León. El callejón que hoy día da entrada a la Plaza de Juan Coello terminaba entonces en una zona terriza.

Aspecto que presentaba por último este callejón, antes de ser urbanizado para acceder a la plaza mencionada.



Antigua fotografía del "Patio Maestro Luis"; las preciosas rejas de los balcones nada tienen que ver con las que presenta la nueva construcción.



A las puertas de este callejón se instalaban vendedores ambulantes con camarones, ostiones, y otros productos comestibles, y en invierno no faltaba el olor y los humos de las castañas asadas que ya es lo único que podemos encontrar en dicho lugar.



Hasta finales de los ochenta no era más que un callejón mal cuidado, sin salida y siempre lleno de basuras, que daba a una zona terriza. Las construcciones que estaban a su izquierda, donde estuvo el restaurante que hemos mencionado, se hallaban en ruinas.
Hoy día está todo urbanizado y el callejón desemboca en una nueva plaza de bonito aspecto.



Esta plaza tiene tres entradas, una desde la calle Murillo por la que se accede a través de algunos escalones, otra desde la calle Real, también con una escalera de acceso y la tercera es el callejón del que estamos hablando.



El centro de la plaza ha sido decorado con una pequeña fuente adornada con un brocal de pozo de mármol. Al fondo vemos el comienzo de las escaleras que comunican con el paso a la calle Real.



Como en la mayor parte de los bajos de los edificios, los locales se dedican a los negocios, en esta plaza hay varios, dedicados a distintas actividades, cafetería, escuela de idiomas,...



Desde este lugar vemos al frente la bajada a la calle Murillo.



Pasaje que conecta la calle Murillo con la Plaza de Juan Coello. A la izquierda de la imagen aparece un rótulo que dice "Talla Piedra 13", nombre que tenía un patio de vecinos en ese lugar cercano a un cuartel de la Guardia Civil.



Desde este punto observamos el callejón que comunica con la calle Rosario.





Acceso desde la calle Real, a través de un pasaje comercial. La Plaza que estamos visitando queda arriba de las escaleras.

En cuanto al nombre de la plaza diremos que corresponde a Don Juan Coello Sánchez, Hijo Predilecto de la ciudad de San Fernando por su labor docente en el Centro Obrero, así como el desempeño del cargo de secretario, jefe de estudios y director. Durante años vivió en la calle General Serrano, nº 7, en cuya fachada figura una placa dedicada a su persona.


Casa en la que vivió don Juan Coello Sánchez.




En el desarrollo y proyección de las variadas actividades del Centro, han intervenido, como directores de estudios, los ilustres marinos, que ya gozan de la Bienaventuranza, José Albarrán Pardo, Faustino Ruiz González, José Fernández Cantalejo, Salvador Vázquez Durán, José Espín Peña y Antonio Campos Almendros.
Y de forma excepcional, en su larga vida, el inolvidable Juan Coello Sánchez, que fue secretario y jefe de estudios, durante muchos años, y director desde 1979 hasta su muerte el 10 de enero del 2001. Un hombre que coordinó admirablemente las clases de taquigrafía fonética, ortografía, estereotipia, inglés, francés, dibujos geométricos-artísticos e industriales y pintura al óleo, como también mecanografía a nivel superior, con método de enseñanza audiovisual al tacto, sistema eléctrico «videotac» en exclusiva y el sistema moderno de ordenadores. Ha sido sustituido por su hijo Juan Coello Cruz, que se propone continuar con el mismo brío esa labor ejemplar de su antecesor, que ostentaba el galardón de Hijo Predilecto de la ciudad de San Fernando.
¡La Isla puede sentirse orgullosa de esta Sociedad centenaria, que tantos tesoros acumula!





1 comentario:

  1. Hay que reconocer que es verdad, que han mejorado muchísimo esa zona; antes era un callejón oscuro, tenebroso,maloliente,... Ahora al menos tiene sus negocios, y se puede pasar de un lado al otro sin problemas.

    ResponderEliminar