domingo, 1 de julio de 2012

CALLE COLEGIO NAVAL SACRAMENTO





Cuando estuvimos en la calle Cecilio Pujazón, comentamos que hacía unos años se había abierto una calle nueva que desde aquí llegaba hasta el Parque de Sacramento. Esta calle llamada Colegio Naval Sacramento es toda de nuevas construcciones y anteriormente sólo había un pequeño camino que comunicaba a través de una puerta con las casas de Santa Bárbara, que ahora quedan a la derecha de la calle tras un muro, la entrada a éstas se halla en la calle Arenal.




En este otro tramo encontramos a la derecha la parte trasera del Centro Comercial Plaza, así como unos bloques de viviendas construidos para personal militar.




Terminando la calle, ya en las inmediaciones del Parque de Sacramento, en la calle Manuel de Arriaga, se encuentra la Peña de Camarón de la Isla que se fundó el 18 de diciembre de 1989, aunque este edificio se comenzó a construir en 1991 y fue el propio José Monje quien puso la primera piedra. Para cuando estuvo terminado en 1995, el artista ya había muerto. 



Busto del cantaor situado en unos jardines a la puerta de la Peña.


Respecto al nombre de la calle, haciendo un escueto resumen, diremos que está relacionado con las Escuelas Militares que tuvieron su origen en la creación por Patiño, de la Real Compañía de Guardias Marinas en 1717, bajo el reinado de Felipe V. Dicho centro de enseñanza se instaló en Cádiz hasta que en 1769, el Marqués de la Victoria, Primer Capitán General de la Real Armada Española, dispuso su traslado a la Isla de León y a la casa llamada del Sacramento que se hallaba situada detrás del edificio de la Compañía de María.
En 1842 nuevos planes de enseñanza para la juventud aconsejan la creación del Colegio Naval en San Carlos que se inauguró el 1 de Enero de 1845.
La Escuela Naval Militar estuvo en San Fernando hasta 1943 que se trasladó a Marín.


El 15 de noviembre de 1769 se establece la Academia de Guardias Marinas en la Casa del Sacramento o de la Reina de la Isla de León. Esta mudanza fue del agrado de los profesores del centro, que deseaban apartar a los cadetes de las excesivas distracciones de la bulliciosa ciudad gaditana. Se hallaba situada en la barriada del Sacramento, en la prolongación de la actual calle Manuel Arriaga, detrás del amplio edificio que la Compañía de María tiene en la calle Real.
Todavía por los años setenta, al cabo de un siglo, se conservaba en estado ruinoso la casa. Una vez abandonada por los cadetes, la Casa del Sacramento, sirvió durante muchos años de vivienda a familias modestas, y al final, dado su estado de inhabitabilidad, fue abandonada. En estas condiciones, aún podía contemplarse lo que había sido el patio de instrucción de los alumnos y el artesonado de paredes y techumbres. Disponía de sala de armas, museo desde 1774 y una extensa biblioteca. Posteriormente fue demolido sin que se alzara una sola voz en defensa de su conservación. En el Archivo de Simancas se conservan los planos de las obras que se efectuaron en la mencionada finca para acondicionarla como Academia. Uno de ellos, el trazado por D. Tomás Canelas de la Torre, capitán de Infantería excedente y maestro de Fortificación y Dibujo de la Academia, describe los tres pisos del inmueble y la distribución de los distintos servicios así como la vivienda del capitán-comandante. Esta casa había sido elegida después de haberse comprobado que reunía mayor número de requisitos de los que el Ministerio había indicado. Debía tener un centro de instrucción naval, según acredita una carta que el 16 de abril de 1769 dirigió el entonces capitán de la Compañía de Guardias Marinas D. Antonio Possada al Marqués de la Victoria, que decía: Excmo. Sr.: Recibí la de V. E. de ayer en la que se sirve decirme lo resuelto por S. M. tocante a los inconvenientes que se notan en las casas destinadas en la Isla de León para academia y cuartel de Guardias Marinas, de lo que quedo prevenido.


Amplia información: Historia La Escuela Naval, por don José María Blanca Carlier.


No hay comentarios:

Publicar un comentario