viernes, 9 de octubre de 2015

CALLE REVELACIÓN



La calle Revelación comienza en la Carretera del Arsenal de la Carraca y finaliza en la calle Pío XII. Como las demás calles de la barriada su nombre está relacionado con el nacimiento de Jesús de Nazaret. 


Rótulo de la calle.


Esta calle queda en la Barriada San José, frente a la antigua Salina de San Juan. En la imagen vemos parte de su portada que fue restaurada y queda como recuerdo.


Imagen tomada desde el comienzo de su recorrido. En cuanto a la estética de la calle es como el resto de la barriada, casas de construcción privada y pequeños bloques.


El último tramo de la calle es peatonal y sin salida.


Imagen de google maps.

La calle Revelación fue denominada oficialmente el día 20 de junio de 1969.



En religión y teología, la revelación divina consiste en revelar, descubrir o hacer algo obvio a través de comunicación activa o pasiva con alguna entidad sobrenatural. Según  la tradición judeocristiana la revelación puede originarse directamente a partir de una deidad o a través de algún agente de la misma, como un ángel. A quien ha experimentado ese tipo de comunicación divina se le suele llamar profeta. Según J.F. Rowny, catedrático de la Universidad de California y presidente de la Academia Estadounidense de Religión, un término más propio y amplio para este tipo de encuentro sería místico, convirtiendo la persona que lo experimente en un místico. El encuentro de los profetas tendría un fin más concreto, con lo que todos los profetas serían místicos, pero no todos los místicos serían profetas.
Algunas religiones, como el judaísmocristianismo, el islam y el hinduismo cuentan con libros sagrados que se ven como revelados o inspirados de manera sobrenatural. La revelación desde una fuente sobrenatural es mucho menos importante en otras tradiciones religiosas, como el taoismo o el confucianismo, aunque se han encontrado similitudes entre la visión de la revelación en el Antiguo Testamento y el principio de bodhi del budismo.(Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario