sábado, 10 de octubre de 2015

CALLE PÍO XII


La calle Pío XII comienza en la Avenida Carlos III y finaliza en la calle Ángel.Es otro vial de la Barriada San José, uno de los últimos en urbanizarse. En este caso lleva el nombre de un Papa y no como el resto de calles de la zona que estaban relacionados con el nacimiento de Jesús de Nazaret.


Rótulo de la calle al comienzo del recorrido.


En la imagen podemos observar la zona que se agregó a la calle que anteriormente tenía menos recorrido.Al fondo la calle Ángel.


Otro rótulo situado a mitad del recorrido.


Imagen de google maps.

La calle Pío XII fue denominada oficialmente el día 28 de noviembre de 2002. 
En sesión del día en que fue aprobada se acordó subsanar el error acordado en sesión de fecha 20 de junio de 1969 en la que se aprobó que dicho vial recibiera dos denominación diferentes, calle Pío XII y calle Juan XXIII, suprimiéndose la última que queda pendiente de ubicación.

Con la reforma urbanística de la zona esta calle se abrió y enlazó con la calle Ángel en el año 2010.



Pío XII

Pío XII (en latínPius PP. XII), de nombre secular Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli (RomaItalia2 de marzo de 1876– Castel GandolfoItalia9 de octubre de 1958), fue elegido papa número 260, cabeza visible de la Iglesia católica, y soberano de la Ciudad del Vaticano desde el 2 de marzo de 1939 hasta su muerte en 1958. El papa Benedicto XVI lo declaró venerable el 19 de diciembre de 2009.
Antes de su elección al papado, Pacelli se desenvolvió como secretario de la Congregación de Asuntos Eclesiásticos Extraordinariosnuncio papal y cardenal secretario de Estado, desde donde pudo alcanzar la conclusión de varios concordatos internacionales con estados europeos y americanos, entre los que destacó el Concordato imperial (en alemán, Reichskonkordat), con la Alemania Nazi, firmado en 1933 y aún en parte vigente. Por otra parte, Pacelli tuvo un influjo decisivo en la redacción de la carta encíclica de Pío XI titulada Mit brennender Sorge (Con preocupación ardiente) a los obispos alemanes, del 14 de marzo de 1937, que significó una advertencia severa al régimen del Tercer Reich.
Su liderazgo al frente de la Iglesia católica durante la Segunda Guerra Mundial sigue siendo motivo de análisis y controversia, principalmente en lo que respecta a la intensidad de su reacción frente a los crímenes del régimen nazi en Europa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario