sábado, 10 de octubre de 2015

CALLE FELIPE II



La calle Felipe II comienza en la calle Belén y finaliza en la calle Cantabria. Su recorrido es continuación de la calle Campomanes. Es uno de los viales de la Barriada de Carlos III.


Acceso de la calle Felipe II a las calles más altas de la Barriada de Carlos III.


Imagen tomada desde la calle Riofrío que queda a distinta altura.


En esta imagen de google maps vemos el muro que rodeaba el colegio antes de ser sustituido por las vallas que tiene en la actualidad.



Colegio de Educación Infantil Nuestra Señora del Carmen.


Una de las entradas al Colegio Cecilio Pujazón.


El Colegio Cecilio Pujazón se extiende desde la calle Felipe II hasta la calle El Pardo teniendo parte de sus instalaciones también colindando con la calle Cantabria.


Rótulo del Colegio de Educación Infantil y Primaria Cecilio Pujazón.


Rótulación de la calle.


Es una calle amplia que acaba en una pendiente por la que se accede a la calle Campomanes.


Al final del recorrido, ya en la calle Cantabria, en la Barriada Bazán,  encontramos una rotonda decorada con dos anclas. La Barriada de la Bazán fue edificada en el Manchón de las Anclas.


Detalle de la decoración de la rotonda.


Un limonero dentro del colegio.


Imagen de google maps.

La calle Felipe II fue denominada oficialmente el día 20 de junio de 1969.



Felipe II de España, llamado «el Prudente» (Valladolid, 21 de mayo de 1527-San Lorenzo de El Escorial, 13 de septiembre de 1598), fue rey de España desde el 15 de enero de 1556 hasta su muerte, de Nápoles y Sicilia desde 1554 y de Portugal y los Algarves —como Felipe I— desde 1580, realizando la tan ansiada unión dinástica que duró sesenta años. Fue asimismo rey de Inglaterra e Irlanda iure uxoris, por su matrimonio con María I, entre 1554 y 1558.
Hijo y heredero de Carlos I de España e Isabel de Portugal, hermano de María de Austria y Juana de Austria, nieto por vía paterna de Juana I de Castilla y Felipe I de Castilla y de Manuel I de Portugal y María de Aragón por vía materna; murió el 13 de septiembre de 1598 a los 71 años de edad, en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial, para lo cual fue llevado desde Madrid en una silla-tumbona fabricada para tal fin.
Desde su muerte fue presentado por sus defensores como arquetipo de virtudes, y por sus enemigos como una persona extremadamente fanática y despótica. Esta dicotomía entre la Leyenda Blanca o Rosa y Leyenda Negra fue favorecida por su propio accionar ya que se negó a que se publicaran biografías suyas en vida y ordenó la destrucción de su correspondencia. La historiografía anglosajona y protestante lo ha calificado como un ser fanático, despótico, criminal, imperialista y genocida minimizando sus victorias hasta lo anecdótico y magnificando sus derrotas en exceso. Basta como ejemplo la pérdida de una parte de la Armada Invencible —cuya verdadera denominación era la Grande y Felicísima Armada— debido a un fuerte temporal, que fue transformada en una victoria inglesa.
Su reinado se caracterizó por la exploración global y la expansión territorial a través de los océanos Atlántico y Pacífico, llevando a la Monarquía Hispánica a ser la primera potencia de Europa y alcanzando el Imperio español su apogeo, convirtiéndolo en el primer imperio mundial ya que, por primera vez en la historia, un imperio integraba territorios de todos los continentes habitados del planeta Tierra.(Wikipedia)


No hay comentarios:

Publicar un comentario