lunes, 13 de mayo de 2013

CALLE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ





En los terrenos de la Cantera de Rico, a finales de los años sesenta, se comenzaron a construir un gran número de bloques de viviendas, quizá de los primeros fueron los que formaron la llamada "barriada de la diputación", con edificios de siete plantas. Las calles que se formaron entre los bloques, en un principio no recibieron nombre, las viviendas se identificaban por el número del bloque. Hoy día las calles de esta zona llevan nombre de escritores. Es el caso de ésta que estamos comentando, Juan Ramón Jiménez, que comienza en San Juan Bautista y termina en la calle Servando Camúñez. 



Al comienzo de la calle aún podemos observar algunos restos de los terrenos de aquellas huertas, de las que quedan algunas zonas con arbolado..


En la parte izquierda de esta calle, en su primer tramo, lo que vemos son las partes traseras de las viviendas de la calle Ramón y Cajal, que es paralela a ésta. 


Foto antigua de esta zona.


En la parte central del recorrido de esta calle, nos encontramos con una antigua vivienda y unos terrenos que obligan a rodearlos tomando la calle contigua para, una vez salvada esta zona,  poder seguir el recorrido.  


En esta zona se construyeron casas rodeadas de un pequeño terreno cuando aún no se había urbanizado la calle y casi todo eran huertas. 


Muchas de aquellas viviendas fueron abandonadas hace años y la vegetación ha ocupado los terrenos libremente.


Cañizos invadiendo los viejos muros abandonados.


Pasada la zona que hemos fotografiado en estado de abandono, encontramos un pequeño espacio cercano a la calle Servando Camúñez en la que podemos observar parte de aquellos terrenos en los que quedan un par de olivos.


La falta de zonas de aparcamiento sumada a la gran cantidad de vehículos que abundan en todas las ciudades, obliga a utilizar cualquier zona, aunque no esté dispuesta para tal fin, para colocar los coches. Esta foto demuestra lo dicho. Bajo los olivos, la zona terriza que ha quedado sin urbanizar, se utiliza como aparcamiento. Por lo tanto en este tramo de la calle solo hay viviendas en la acera de la izquierda, en la que encontramos un bloque de pisos de dos plantas.


Pasada la zona de casas abandonadas y el terreno utilizado como aparcamiento, nos encontramos con el último tramo de la calle desembocando en Servando Camúñez.


En esta imagen, a la izquierda vemos el bloque de dos plantas que se halla frente a la zona sin urbanizar que hemos comentado anteriormente.


En esta zona queda una de las primitivas viviendas que se construyeron en estos terrenos, cuando en los alrededores la única calle que existía era el Callejón de los Alambres. Como podemos apreciar en la foto no está orientada como el resto de los edificios de la calle ya que cuando ésta se construyó no había referencias a seguir.


Antigua foto del Callejón de los Alambres, hoy calle Ramón y Cajal; en la parte derecha de la imagen podemos ver la fábrica de fideos que hubo en este callejón y que luego fue utilizada como cine siendo llamado Cine San Carlos, pero conocido como el Cine Fideos por motivos obvios.






Juan Ramón Jiménez Mantecón nació en Moguer, Huelva, el 23 de diciembre de 1881, y murió en San Juan,  Puerto Rico,  el 29 de mayo de 1958. 
Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1956 por el conjunto de su obra.
Fue escritor y poeta y su obra más destacada es la narración lírica "Platero y yo".




No hay comentarios:

Publicar un comentario