viernes, 29 de marzo de 2013

CALLE MARIANA DE PINEDA





Imagen de la calle Mariana Pineda publicada en el libro "Calles de la Isla", correspondiente a finales de la década de los ochenta. 
Es otra de las calles del barrio de la Pastora que ha tenido pocos cambios en su fisonomía. Se han mantenido las casas de una sola planta y muchas de ellas con las portadas enmarcadas por típicas chambranas de piedra ostionera, como las casas de los números 20, 22, 24 y 26, siendo ésta última una de las más bonitas, hace esquina con la calle San Dimas.



Es una calle ancha y luminosa que comienza en Manuel Roldán y termina en Albina del Puente. Es una de las calles mejor arboladas, siendo parecida en su aspecto a la calle Maestra Portela, llamada por todos los isleños  calle Ancha.



Vivienda que hace esquina con la calle San Dimas en la que podemos adivinar un patio interior por la vegetación que asoma. Es una de las casas de líneas más sencillas, sin motivos decorativos y con una ventana enrejada en lugar del clásico cierro.



Aspecto de la portada de la casa número 22, con chambrana de piedra vista, sin pintar para destacar del blanco de la fachada.



La casa número 20 posee una chambrana gemela a la anterior aunque las puertas son diferentes y han optado por dejar sin pintar también la cornisa de la fachada.



La casa que se encuentra en la esquina con Santa Rosalía lleva años con el aspecto que presenta en esta imagen.



Esta es la casa número 26 que comentamos anteriormente, hace esquina con la calle San Dimas y presenta todas las características de las casas isleñas, cierros, cornisa, y almenas que este caso son muy originales porque terminan de forma escalonada y sin adorno de remate.


En esta foto vemos la fachada lateral de la misma vivienda que está en la calle San Dimas. La puerta enmarcada en color ocre, que actualmente ya no existe, pertenecía a la misma casa y en la foto de la derecha podemos apreciar mejor la almena.


(Imagen de Google maps, 2009)

Vista de las almenas que adornan las azoteas de las casas de esta calle que, como podemos apreciar en la foto, tiene un recorrido muy recto y algo empinado.


(Imagen de Google maps, febrero 2009)

Al comienzo de la calle, en su acera derecha hay una vivienda en estado ruinoso que lleva años en estas condiciones.


A lo largo de toda la calle podemos encontrar pequeños mosaicos que representan el Vía-Crucis, que también aparecen en otras calles del barrio, aunque ésta es la que cuenta con mayor número de ellos. Estos mosaicos fueron colocados por la Hermandad de la Misericordia en el año 1982, para indicar así el recorrido de su Titular en Vía-Crucis cada cuaresma. El autor de estos pequeños azulejos es el artista isleño Alfonso Berraquero.

Esta calle tuvo el nombre de "Santa Ana y María", después pasó a denominarse con el nombre actual dedicado a Mariana Pineda.


Mariana Pineda nació en Granada en 1804 y murió en la misma ciudad en 1831. Heroína española que fue denunciada por pertenecer a una conspiración liberal, por haber bordado en una bandera la leyenda "Ley, Libertad, Igualdad". Fue juzgada y condenada a morir a garrote vil, sentencia que fue ejecutada en el campo del Triunfo de Granada mientras la bandera que bordó era quemada.
Federico García Lorca se basó en su historia para escribir la obra teatral "Mariana Pineda".





domingo, 24 de marzo de 2013

CALLE SANTA CRUZ



La calle Santa Cruz comienza en la calle Santo Domingo y finaliza en la calle Albina del Puente. Su recorrido queda interrumpido por la Plaza Sánchez de la Campa.


La casa nº 1 presenta un lamentable estado, mucho más ruinoso que hace un par de años cuando se hizo la primera publicación de esta calle. 




Imagen de la calle Santa Cruz publicada en el libro "Calles de la Isla", correspondiente a finales de la década de los ochenta. En ella puede verse que aún estaba el edificio de la Lonja de frutas, verduras y hortalizas que hubo en la Plaza Sánchez de la Campa, o "Plazoleta de las Vacas".


La imagen actual muestra al fondo la mencionada plaza sin aquel antiestético edificio. El estado actual de dicha plaza lo hemos comentado  en una entrada que se le dedicó anteriormente.




Tres ejemplos de casas restauradas sin tener en cuenta la estética de la calle. A la derecha se demolió la antigua vivienda y se construyó un edificio de tres plantas.


En la fachada de la casa nº 7 encontramos un azulejo de la Divina Pastora obra de Antonio Luque del año 2009.


Esta casa nº 7 tiene una reja con adornos dispuestos de una forma diferente a los que son tradicionales.


En la siguiente fachada, cerca de la esquina de la calle Santa Rosalía, hay un azulejo de Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza, obra de Alfonso Berraquero del año 2006.


En la fachada de la casa nº 11 se encuentra un azulejo de Jesús del Ecce-Homo obra de Alfonso Berraquero del año 2000.


Para terminar con los azulejos religiosos encontramos uno de los que se han instalado por muchas calles del barrio de la Pastora que son parte de un Vía Crusis. Son obra de Alfonso Berraquero.


La casa nº 14 tiene un suelo antiguo de baldosas hidráulicas con un original colorido.


También tiene una sencilla vidriera en forma de semicírculo sobre el portón que ha sido sustituido por uno más moderno.


Son muchas las puertas que hemos encontrado pintadas de marrón y con cuarterones beig, una forma tradicional del pintado de muchas puertas isleñas.


La calle Santa Cruz sigue teniendo el aspecto de las calles de la Isla, de casas bajas  con cierros, muchas de ellas siguen teniendo una sola planta rematada con cornisa y con pretiles almenados.


La casa nº 17 que parece abandonada, tiene una bonita fachada simétrica, con herrajes en el pretil de la azotea, almenas de copa con tapa, de pilar cuadrado y cierros con rosetones sin cerramiento. El zócalo de cemento está pintado de pintura verde.


Detalle de las almenas y pretil de la misma casa.


Balcones de la casa que hace esquina con Augusto Miranda, al lado de la Plaza Sánchez de la Campa.


Según el libro de José Carlos Fernández, Calles de la Isla, en este lugar hubo un negocio llamado "La Neutralidad"


En algunas fachadas isleñas aún podemos ver los antiguos aisladores de vidrio de los cableados de electricidad.


Esquina de la calle Augusto Miranda con Santa Cruz en la Plaza Sánchez de la Campa.

Enlace a la entrada dedicada a la Plaza Sánchez de la Campa



Desembocadura de la calle Santa Cruz en la calle Albina del Puente.


El último tramo de la calle Santa Cruz comienza tras atravesar la Plaza Sánchez de la Campa. Al final del mismo se encuentra una casa de dos plantas que tiene su entrada por la calle Albina del Puente. Una bonita vivienda pintada de rojo inglés y decorada en beig, con balcones en toda la primera planta, un edificio completamente diferente al que ocupa la esquina contraria, de tres planta de altura y un diseño de mal gusto que desentona con el entorno.


Rótulo de la calle.


 Fotografía de Rafael Luis Borreiros Cabrera publicada en Fotos de la Real Villa de la Isla de León
Vista aérea de la calle Santa Cruz en su inicio desde la calle Santo Domingo que también vemos en la imagen.


Imagen de google maps

La calle Santa Cruz recuperó oficialmente su antiguo nombre el día 29 de septiembre de 1939.
En 1774 aparece nombrada como calle de La Cruz. Vulgarmente se conocía como calle de la Cruz y el Pozo, nombre que tenía en el momento de la revisión de 1874.
En 1873 aparece como calle Cruz. Y es en la revisión de 1874, fecha que hemos citado en muchas ocasiones, cuando se denominó Santa Cruz, eliminando lo del Pozo.
El día 3 de mayo de 1936 se nombró como 16 de febrero, fecha que hacía referencia al día que se celebraron en España las terceras elecciones generales, y últimas, de la Segunda República Española.Este nombre fue anulado el 18 de agosto de 1936.

El nombre de la calle es religioso, como fueron al principio casi todas las denominaciones del callejero, bien religiosas o populares haciendo referencia a alguna característica de la calle.



CALLE SANTO DOMINGO



Comienzo de la calle  Santo Domingo en la bifurcación de las calles Colón, Cardenal Spínola y Escaño. A la derecha de la foto el Colegio Manuel Roldán, conocido como "La Placilla" por encontrarse en el lugar, que como dijimos antes, fue conocido como La Placilla Vieja. 
Este fue uno de los lugares en que se colocó uno de los grifos que abastecían de agua potable a los isleños.
Allá por los años veinte, en el número 9 de esta calle hubo otro colegio llamado "Colegio San Isaac", dirigido por don Antonio Ramírez Conesa. En ese mismo número tenía su consulta el cirujano dentista don Antonio Ramírez y Ramírez.


La calle Santo Domingo comienza en la terminación de Escaño y Cardenal Spínola, lugar que fue hasta finales del siglo XIX la Placilla Vieja, y termina en la calle Hernán Cortés.


Todo el primer tramo de la acera derecha está ocupado por la fachada lateral del Colegio Manuel Roldán. 


El Colegio Manuel Roldán fue construido por iniciativa del Excelentísimo Ayuntamiento de San Fernando siendo alcalde y presidente D. Manuel Roldán Ramos, así reza en las placas situadas en las dos puertas del edificio situado en la "Placilla Vieja",  una que daba entrada a la Escuela para niñas, situada en la calle Escaño, y que tuvo el nombre de Santa Teresa de Jesús, y otra, situada en la calle Marconi, por la que se accedía a la Escuela para niños, San Servando y San Germán. En el año 1891 a estas escuelas acudían doscientos niños e igual número de niñas. En 1894 se estableció una clase para adultos a petición de la directora del colegio.
Actualmente en las aulas de este edificio tienen su sede la Asociación de Belenistas "El Redentor", así como otras dos asociaciones como hemos podido comprobar en los rótulos situados en el lateral de su entrada.
Asociación de Reyes Magos de San Fernando y Asociación Histórico-Cultural 24 de Septiembre de 1810.



En esta antigua fotografía podemos ver el grifo situado frente al colegio, otros de los grifos de la zona se encontraban en la Plaza de la Pastora y Plaza Sánchez de la Campa.


Al comienzo de la calle, a mano izquierda, encontramos la fachada lateral de unas viviendas que tienen la entrada por la calle Colón nº 2. Se trata de una finca con cuatro viviendas. Fue construida en 1900 y se hizo una reforma mínima en 1969. Destacan los herrajes de los balcones del piso alto.


En esta fachada se encuentra el primero de los tres azulejos del Vía Crucis que hay en esta calle. Se trata de uno de los azulejos que recorren todo el barrio de la Pastora. Son obra de Alfonso Berraquero.


Guardacantones situado en la esquina de esta vivienda.


Las almenas han perdido el adorno final. Son de pilar cuadrado con cartelas en los lados y moldura bajo la base. Los pretiles también están decorados con cartelas.


En esta imagen vemos las almenas de la casa colindante que son iguales que éstas y mantienen el adorno final que es una copa con tapa.


Vista de una fachada lateral del Colegio Manuel Roldán. La entrada principal queda en la calle Escaño. Al ocupar toda una manzana tiene fachadas a cuatro calles, Escaño, Santo Domingo, Marconi y Maldonado. Por la calle Marconi tiene otra entrada. 


En el primer tramo de la calle, en el número 3, estuvo "La Artística Fernandina", una agrupación de aficionados al teatro, la zarzuela y las variedades. Cuando no había programación se organizaban bailes amenizados por una orquestina. En este local estuvo también la Peña de Pesca Deportiva "La Corchuela". En la actualidad está la sede de la JCC (Jóvenes Cargadores Cofrades).


Sobre la portada del local hay un vistoso balcón en el que hay que destacar su cerramiento de madera y el herraje muy elaborado y decorado con un rosetón en el que figura el año 1852. Se apoya en dos ménsulas de las que una ha perdido la decoración vegetal que poseía, como podemos ver en la otra.


Detalle del rosetón.


Edificio construido en 1993 con dieciséis viviendas.  Su estilo no desentona demasiado con la línea de la calle, tanto por la estética de su fachada como por la altura que se ha levantado. La parte alta de la fachada que está separada de la parte baja por medio de una cornisa, dispone de balcones cerrados y ventanas, siendo simétrica. Otra cornisa de idéntica forma separa este piso del pretil. 


Puerta del Edificio Levante. 


Almena de pilar mediano decorada con copa.


Dice el libro "Calles de la Isla": "Es destacable en esta calle la casa numerada con el 7 -de dos plantas y torre- que debió ser en sus buenos tiempos una vivienda de tipo palaciego. 
En la fachada de la planta baja presenta dos cierros gemelos unidos y en la alta una balconada corrida y una gran reja, tipo cierro, que curiosamente está situada a distinto nivel que el resto del herraje; ello viene condicionado, al parecer, por las cornisas y ostentosos elementos decorativos de la planta baja donde destacan un hermoso escudo de armas sobre el vano de la entrada".


Fotografía publicada en el libro Calle de la Isla, de José Carlos Fernández.

Cuenta José Carlos, que en la casapuerta hay un mosaico compuesto por veinte piezas de distintos tamaños, en el que figuran representaciones- de forma muy particular- de la Virgen del Carmen y Santa Bárbara y entre ambas un ostensorio (custodia) sobre una concha. La concha se repite como elemento decorativo de gran tamaño en el techo de las escaleras.


Fotografía de Alejandro Díaz.


A finales de la década de los ochenta esta vivienda estaba ocupada por varias familias en sus distintas plantas.


En la fachada de esta casa tenemos otro azulejo del Vía Crucis que recorre las calles del barrio de la Pastora. Obra de Alfonso Berraquero.


Sobre la puerta hay un cierro apoyado sobre dos ménsulas que quedan sobre la chambrana de la puerta y quedan enmarcando el escudo de armas.


Escudo de armas situado sobre la entrada. Las caras que vemos en la parte baja se repiten en cada una de las ménsulas que hay en la fachada.


La fachada está decorada con una cornisa doble.


Ménsula bajo el balcón del piso superior.


En esta imagen podemos ver las mismas caras que hay bajo el escudo, en este caso decorando las ménsulas como ya hemos comentado.


Las almenas son de pilar cuadrado con contrafuertes. Tienen una pequeña moldura en el pilar y otra moldura bajo la base. El adorno es una figura semiesférica terminada con una copa pequeña.


En esta foto podemos comprobar que las almenas de la casa colindante posee el mismo tipo de remate en las almenas.


Óculos de iluminación de la escalera interior de la casa.


Balconada corrida en el piso alto.


Detalle de la decoración floral de las ménsulas.


Almenas de la casa nº 9. La diferencia con las de la casa anterior es la falta de contrafuertes y una pequeña moldura en el pilar. Les falta la copa que las remata.


La casa nº 9 se encuentra en obras, fue construida en 1868 y tuvo una reforma media en 1979. Su pretil y cornisa siguen la misma línea de la casa colindante, la nº 11. 


Llamador de la puerta de la casa nº 9. En este momento está desmontado.


Fachada simétrica de la casa nº 11 y 11D Construida en 1870. Con zócalo de mármol gris y cornisa bajo el pretil almenado y decorado con un herraje. La puerta pintada en marrón y beig, muy utilizado en las puertas isleñas. Dividida en dos viviendas, una a cada lado.


En esta fachada encontramos un azulejo dedicado a María Santísima de la Salud, titular de la Hermandad de Ecce Homo. El azulejo es obra de Alfonso Berraquero del año 1996.


Almena de la casa nº 11 y 11D De pilar cuadrado con moldura bajo una base escalonada y rematada con copa con tapa.


La casa nº 13  fue construida en el año 1895 y reformada en 1980. Comprende cuatro viviendas, dos en planta baja y dos en el piso alto. La fachada baja es simétrica con dos cierros, uno a cada lado de la puerta. El piso alto es de líneas sencillas con cuatro ventanas sin ningún tipo de decoración. Comentar las almenas rematadas con pirámide de cuatro lados, muy usada en las almenas isleñas.


Casapuerta de la vivienda nº 13. Con arco al fondo delante de los portones de la planta baja y de la escalera de acceso a los pisos altos.


Pretil almenado con este frecuente tipo de almenas.


Imagen publicada en el libro "Calles de la Isla".
En esta fotografía de finales de la década de los años ochenta del pasado siglo, vemos a la derecha, la casa de las almenas piramidales y a la izquierda la finca que hace esquina con Daniel González con la esquina redondeada. Aún no se había construido el bloque de viviendas que ocupa ahora ese lugar. Al fondo los bloques de viviendas de la calle Cardenal Spínola, frente a los jardines de la antigua Capitanía General.


Fotografía tomada mirando hacia el comienzo de la calle, al fondo a la izquierda podemos ver la arboleda del jardín de la antigua Capitanía General. La casa que vemos pintada de color ocre con una bandera en la ventana, hoy día se ve pintada de blanco como comprobaremos en otra foto de esta entrada.


Casa nº 15 de nueva construcción, año 2007. Fachada simétrica con cornisa bajo el pretil que se ha decorado con cartelas y no lleva almenas. Herraje sencillo en ambos cierros sin cerramiento interior.


La casa nº 17, que hace esquina con la calle Mariana de Pineda, fue construida en 1860. Fue reformada en 1970 y 1980. Se agregó una zona de garaje. Por la calle Mariana de Pineda hay una entrada a otra vivienda de la misma finca, donde hubo un zapatero de banquilla.


Almenas de esquina en la casa nº 17. Con base escalonada y adorno de copa con tapa.
 No es propiamente una almena esquinera sino un conjunto formado por dos almenas unidas mediante un muro curvo, que se adapta a la esquina redondeada.


La finca que vemos en la imagen tiene su entrada por la calle Marconi. Fue construida en el año 1996. Consta de dos viviendas amplias, una en el piso bajo y otra arriba. Su pretil continúa la misma línea de la casa nº 4 de la calle Santo Domingo que fue construida en 2004 y que también dispone de dos viviendas. Es muy vistosa la columna de piedra ostionera que decora la esquina de la finca así como la cornisa del mismo material y los zócalos. En esta esquina, en el nº 2 de la calle Santo Domingo, tuvo una tienda de comestibles D. Salvador Muñoz Sanduvete.


La puerta de la casa nº 4 es algo extraña, el enmarcado no coincide con el tamaño de la puerta ni el tipo de una sola hoja.


Llegamos a la casa que comentamos en una foto anterior de años anteriores en la que se veía esta fachada pintada de color ocre. Es una casa de líneas sencillas sin ningún tipo de decoración. Construida en 1997. 


El edificio que se ha construido en los terrenos de aquel local se ha hecho manteniendo la esquina redondeada, aunque es lo único que guarda alguna similitud con aquel lugar. Fue construido en 1993. Su estética no desluce mucho la fisonomía de la calle ya que se han colocados cierros y balcones enrejados y una cornisa bajo el pretil que está decorado con algunos merlones en la parte curva de la fachada y en los extremos de la misma. 


Esquina con la calle Daniel González. Aspecto del antiguo cabaret en la década de los ochenta.
En la esquina con la calle Daniel González, antes de la última república,  hubo un local de diversión que llegó a ser famoso fuera de la Isla, se trataba de un cabaret llamado "El X". En aquellos locales hubo luego un establecimiento de ultramarinos y güichi llamado La Providencia, de D.Antonio Vázquez Orgambidez.  


Grupo de almenas decorativas en la esquina del edificio. La fachada está decorada con una pilastra adosada que finaliza en la cornisa bajo la almena central.


Casa que hace esquina con la calle Daniel González. Con una accesoria a la derecha de puerta principal. Al contrario de lo habitual, la fachada tiene los cierros en el piso alto mientras que la parte baja solo tiene unas pequeñas ventanas. En esta accesoria hubo una tienda de barrio.


Cierro en piso alto sobre la puerta de la accesoria.


Toda la manzana de casas que se forma entre las calles Santo Domingo, Mariana de Pineda, Maldonado y Daniel González, datan del año 1850. Las que vemos en imagen fueron reformadas en 1960. En la parte baja hubo un famoso ultramarinos conocido "Casa El Gallego", de D. Manuel Cajaraville Cruceira.


El pretil de la segunda planta está almenado con merlones de pilar cuadrado y moldura bajo la base que está decorada con un pedestal al que le falta el remate final.


El último tramo de esta calle es más ancho que los anteriores, y según cuenta en su libro "Calles de la Isla" don José Carlos Fernández, en aquella zona se jugaban muchos partidos de fútbol de "equipos" de niños y jóvenes del barrio, claro está que no había el tráfico que hay hoy día.


En la esquina con Mariana de Pineda tenemos una casa con cuatro viviendas construida en el año 2004. Está edificada con buen criterio, siguiendo la estética de otras casas del barrio. Posee cierros en la planta baja y balcones en el piso alto. Las dos plantas están marcadas en la fachada por medio de una cornisa igual a la que aparece bajo el pretil que está decorado con cartelas. Las almenas son de pilar mediano decoradas con jarrones.
La casa que hay a continuación , la nº 14, fue reformada íntegramente en el año 2005.


Almena de la casa nº 12.


La casa nº 13 también hace esquina con Mariana de Pineda. Fue construida en el año 1895 y reformada en 1980. Presenta ventanas enrejadas en la planta baja y cierros en el piso alto. Su estética es parecida a la casa nº 12. 


Azulejo dedicado a la Divina Pastora. Obra de Manuel Correa Forero, 23 de junio de 200?


Sobre el enmarcado de la puerta figura una figura vegetal parecida a la flor de lis.


La casa nº 21 fue construida en 1900. Reformada en 1979. Es de fachada sencilla sin almenado en el pretil. Sobre la cornisa quedan tres grupos de aisladores del antiguo tendido eléctrico.



Detalle de los aisladores de cristal sobre una pieza angular de hierro.


Hemos comentado que son muchas las casas que se han restaurado en la calle manteniendo las características de las casas isleñas, pero no en todos los casos. En la parte baja de este edificio hubo un comercio de electrodomésticos.


El edificio construido en el nº 23 es de estilo moderno, pero en la parte trasera se conservan viviendas antiguas de un patio de vecinos que había en este lugar. 


Esta es la casapuerta del edificio anterior y al fondo está el resto del antiguo patio de vecinos al que se accede por esta misma puerta. 


Desde el nº 25 hasta el final de la calle, en esta acera, hay una serie de casas todas de idéntico aspecto, sencillas, con fachada pequeña en la que solo hay una puerta y una ventana. Estas construcciones continúan girando la esquina en la calle Hernán Cortés y se construyeron en el año 1900, y se hizo una reforma media en 1970.


Azulejo situado en la fachada de la casa nº 25. Dedicado a la Divina Pastora. Obra de Antonio Manuel Alías de 1995.


En esta imagen vemos una serie de viviendas de una sola planta, con pretiles sin almenas, que corresponden al final de la calle en su acera izquierda. Son viviendas de gran sencillez, de fachada simple y con ventanas enrejadas en lugar de cierros.


El tercer azulejo de los del Vía Crucis se encuentra en la fachada de una de estas viviendas. 


Esta finca hace esquina con Hernán Cortés donde tiene otra vivienda que es la primera de dicha calle. En la casa que queda en la misma esquina hubo una tienda de comestibles de D. Pedro Fernández Álvarez y Doña Josefa Muñoz Moro, hermana de varios comerciantes dedicados a este mismo negocio en la Isla (Ultramarinos La Llave Real, de Manuel, calle Real 46; El Cañón, de Cristóbal,  Almirante Cervera 8; Mantequería Muñoz Moro, Real 133; Ultramarinos en calle San Servando 19, de José; Las Columnas, de Salvador, Real 163).


La vivienda que hace esquina con la calle Santa Cruz, la nº 16,  está en venta. He fotografiado el cierro porque me llamó la atención el que hayan pintado el herraje de color plateado para hacer juego con el aluminio del cerramiento interior. Es una casa de 1910 que fue reformada en 1978.


Desde la esquina de Santa Cruz hasta la última vivienda de nueva construcción hay una fachada en muy malas condiciones, en esta finca había un estanco del que aún queda el rótulo, y una tienda de chucherías, también cerrada.


La finca, que hace esquina con Santa Cruz, es del año 1890. Tuvo algunas reformas mínimas en el año 1960. Hoy día está totalmente en ruinas tanto por Santa Cruz como por Santo Domingo.


Edificio de tres viviendas construido en 1999. Pintado de rojo inglés al igual que vimos la fachada de la casa nº 7. Es de dos plantas con cornisas entre ellas y bajo el pretil. Cierros en la planta baja y balcones en el piso alto, varios de ellos con cerramiento.


Desembocadura en la calle Hernán Cortés. Ya comentamos cuando visitamos dicha calle que la casa que se encuentra frente a la desembocadura de Santo Domingo tiene paralizadas las obras desde hace años porque parece ser que quieren abrir una calle que conecte con Bonifaz.


Foto de todo el trazado de la calle tomada desde su terminación en la calle Hernán Cortés. Podemos apreciar que siguen existiendo muchas casas de una o dos plantas, han sido respetadas las alturas aunque muchas hayan sido restauradas.


En la década de los cincuenta y parte de los sesenta se encontraba establecido en el nº 25, la panadería "Eureka", y la tienda "El Lorito", que aún estaba en servicio a finales de los ochenta del pasado siglo. Muchos vecinos denominaban a ésta la calle del Lorito.


Imagen de Google Maps.



Concatedral del Salvador y Santa María, Santo Domingo de la Calzada (La Rioja). Sepulcro del Santo


La calle fue denominada como Santo Domingo "de la Calzada" el día 18 de agosto de 1936.

Aparecía en el padrón de fincas isleñas, entre los años 1768/1832 como De Santo Domingo. 
Para el vulgo siempre ha sido Santo Domingo, aunque el día 21 de febrero de 1932 y el 29 de mayo del mismo año se hicieron dos propuestas para llamarla Julio Varela. También fue denominada Álvaro de Albornoz, denominación republicana que fue anulada el 18 de agosto de 1936.